La plantilla de Volkswagen teme por su futuro

El vicecanciller y ministro de Economía alemán, el socialdemócrata Sigmar Gabriel KAY.  NIETFELD EFE. El vicecanciller y ministro de Economía alemán, el socialdemócrata Sigmar Gabriel KAY. NIETFELD EFE.

El vicecanciller y ministro de Economía alemán, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, ha querido tranquilizar a los empleados de la compañía y ha advertido de que el escándalo de los motores diesel no debe costar ningún empleo ni en Alemania ni en el resto del mundo.

"El Ministro de Industria está teniendo contactos al máximo nivel tanto con la empresa... Nos han garantizado las inversiones y el empleo", ha asegurado Soraya Sáenz de Santamaría, vicepresidenta del Gobierno.

Pero los 600.000 trabajadores de Volkswagen repartidos por el mundo no lo tienen tan claro y en Wolfsburg, la ciudad alemana en la que se asienta la sede central, el temor se palpa en las calles.

"Llevamos una semana sin vender nada. La gente tiene miedo, aquí todo el empleo está directa o indirectamente relacionado con Volkswagen y nadie gastará más que lo absolutamente imprescindible hasta que se esclarezca todo y el personal pueda confiar en que no habrá recortes", explica un vendedor de electrodomésticos en una tienda del centro.

El gobierno alemán es consciente del escalofrío que recorre la espalda de la economía alemana a causa del escándalo Volkswagen. Más aun cuando la inflación interanual acaba de pasar a terreno negativo en septiembre por primera vez en ocho meses, según el último dato de la Oficina Federal de Estadísticas, que confirma que los precios armonizados cayeron en 0.2% este mes.

Por eso el vicecanciller y ministro de Economía alemán, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, ha tendido la mano a Volkswagen y ha advertido que el escándalo de los motores diesel no debe costar ningún empleo ni en Alemania ni en el resto del mundo.

Desastre para los trabajadores “Todos queremos hacer todo para que Volkswagen vuelva a una situación estable, no por los directivos, sino por los 600.000 empleados", ha dicho el vicecanciller alemán sugiriendo así la disposición del Gobierno a ayudar en lo posible. "Aclaración, proceso penal, colaboración con EEUU, no minimizar nada, no ocultar o encubrir nada es una tarea imprescindible que tiene que hacer Volkswagen.

La otra es que la clase política tiene que ayudar a que esto no se convierta en un desastre para los trabajadores temporales", añadió Gabriel. Las administraciones regionales alemanas también están dispuestas a implicarse en la protección del empleo de Volkswagen. El presidente del estado federado de Baden-Wurtemberg, el verde Winfried Kretschmann, ha admitido que es un "desastre en todo rango" que pone en peligro la confianza mundial en el trabajo de calidad alemán.

"Puede que todo sacuda la confianza en la marca 'Made in Germany', con la que todo el mundo vincula fiabilidad, solidez, competencia técnica y liderazgo tecnológico", ha dicho Kretschmann en Stuttgart, reconociendo que su Gobierno está estudiando la forma de evitar que el deterioro de la imagen de marca tenga efectos irreparables sobre el nivel de empleo de la región.

 No en vano, uno de cada cuatro empleos en el Estado federado de Baden-Wurtemberg depende del sector automovilístico. El grupo Volkswagen, que ha perdido un 41,4 % en bolsa en las siete negociaciones desde que se destapó el escándalo, ha vuelto a cerrar la última sesión con una nueva caída del 4,1 %, hasta 95,20 euros.

El Dow Jones ha retirado a Volkswagen de su índice de empresas sostenibles Dow Jones de Sostenibilidad de Europa (DJSI). Mientras la directiva se afana en el plan para salir del atolladero, los sindicatos temen que la crisis termine justificando recortes. Concretamente, los representantes de los empleados de la marca de lujo Audi califican el caso de "un gol en propia puerta" de la empresa.

"En el escándalo de las emisiones de gas se trata de un error gravemente negligente de unos pocos", denuncia el comité en una carta dirigida a los empleados, "pero no es el fracaso de todo el consorcio, como se discute actualmente en la opinión pública, y sería injusto que la directiva termine justificando así posibles despidos".

El Mundo
Rosalía Sánchez
Berlín, Alemania
Domingo 11 de octubre de 2015.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter