Urge optimizar y aminorar el consumo energético: Mario Molina

Urge optimizar y aminorar el consumo energético, recurrir a opciones renovables y frenar la deforestación: Mario Molina. Foto: Francisco Parra. Urge optimizar y aminorar el consumo energético, recurrir a opciones renovables y frenar la deforestación: Mario Molina. Foto: Francisco Parra.

Conferencia magistral del Nobel de Química en 1995, el tema: El cambio climático y sus causas, riesgos y consecuencias

El cambio climático, sus causas, riesgos y consecuencias, así como la importancia de informar a la población sobre el tema y propuestas para contrarrestarlo, fueron algunos de los aspectos tratados por Mario Molina, Nobel de Química en 1995, en la conferencia magistral que impartió como parte de la segunda edición del Foro 20.20, organizado por Fundación UNAM (FUNAM).

Se requiere el concurso de muchas disciplinas para entender este fenómeno, pero lo primero a considerar son los mitos que esto suscita, planteó.

“Esto es importante porque una de las principales barreras para solucionar el problema es la ausencia de un acuerdo internacional.”

Hoy en día, muchos opinan que las alteraciones observadas son naturales y sin conexión con la actividad humana. Otros piensan que aunque esto fuera cierto, no es algo que vaya a darse ahora, sino a finales de siglo y que probablemente sus repercusiones serán benéficas, abundó.

Algunos argumentan que no es prudente enfrentar el cambio climático porque el costo de hacerlo sería prohibitivo, pues si dejáramos de usar tantos combustibles fósiles, por ejemplo, la economía se vendría abajo. Para los defensores de esta postura, si el calentamiento referido existe debemos aprender a vivir con él.

La opinión de los científicos

En el acto moderado por Francisco Barnés de Castro, exrector de la UNAM, Molina instó a consultar a los científicos porque ellos saben qué sucede en este apartado. “Si se analizan los artículos publicados y se hacen encuestas, veremos que más de 97 por ciento de los académicos están de acuerdo en que el fenómeno es real y que lo más probable es que sea antropogénico”, resaltó.

La confusión viene del hecho de que el clima es un sistema complejo y, por lo tanto, hay incertidumbre al predecir qué pasará en las próximas décadas. El futuro depende de qué hagamos, es decir, de si buscaremos un remedio o no, subrayó en el Auditorio Doctor Efrén C. del Pozo, del edificio de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe.

Al respecto, dijo que a partir de la Revolución Industrial y de que empezamos a utilizar combustibles fósiles, la concentración de dióxido de carbono aumentó y la temperatura del globo subió casi un grado, lo que apunta a una probabilidad de más de 90 por ciento a que esto se deba a la actividad humana.

Se sabe que, históricamente, la emisión de gases se ha elevado a medida que progresa la economía; de no atender el problema, este índice se incrementará en breve. Con el propósito de que no ascienda la temperatura promedio del orbe en más de dos grados debemos reducir drásticamente estas emanaciones; para ello se precisa un nuevo acuerdo internacional, aseveró.

Urge optimizar y aminorar el consumo energético, recurrir a opciones renovables y frenar la deforestación, expresó.

También, es necesario invertir más en investigación, desarrollo y tecnologías que contribuyan a bajar esos niveles. Además, debe haber cooperación entre naciones para instrumentar nuevas prácticas y promover medidas ganar-ganar, es decir, que impliquen un costo, pero que aumenten la eficiencia, como los focos ahorradores, concluyó.

En el acto estuvieron Dionisio Alfredo Meade y García de León, presidente de FUNAM, así como académicos y funcionarios de esta casa de estudios.

Puebl@Media
UNAM/Leticia Olvera
Ciudad de México
Lunes 5 de octubre de 2015.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter