Guardado, héroe en Nueva Jersey

Andrés Guardado festeja su gol. / KENA BETANCUR (EFE) Andrés Guardado festeja su gol. / KENA BETANCUR (EFE)

México avanza a semifinales tras derrotar a Costa Rica con un polémico penal

El Piojo Herrera por fin recuperó la sonrisa. El seleccionador mexicano había mantenido un gesto adusto durante el encuentro con Costa Rica, presionado por la duda de si su equipo lograría pasar a semifinales. La duda la disipó el abanderado tras 123 minutos de un partido que estaba exhalando el último aliento antes de la ronda de penaltis. El capitán, Andrés Guardado, convirtió el gol y se transformó en héroe de último momento en Nueva Jersey. El Tricolor avanzó esta noche en la Copa Oro y enfrentará a Panamá el miércoles.

México ha avanzado a semifinales con dificultades y tropiezos. Se coló a cuartos después de golear a Cuba (6-0) y de empatar con Guatemala y Trinidad y Tobago. El Tricolor ha encontrado en sí mismo a su rival más complejo. Suma tres partidos sin poder hilar un comportamiento homogéneo sobre el terreno. Cuando la delantera saca la cara por el equipo, la defensa hace agua. Cuando la punta se queda sin goles, la responsabilidad recae en la última línea. El medio campo ha sido lo más ordenado del equipo mexicano a pesar de que Héctor Herrera tuvo una noche floja. Afortunadamente, ahí estaba Guardado.

Y esta fue una de esas noches donde la delantera mexicana se topó con la oscuridad. Sus arietes fueron los más activos del encuentro, pero sin puntería. México tiró 21 veces, pero solo cinco a la meta. Los centroamericanos lo hicieron ocho veces, solo dos pusieron en aprietos al portero Guillermo Ochoa.

Fue un partido equilibrado durante 90 minutos. Las selecciones se cedían mutuamente la iniciativa. La velocidad Joel Campbell fue el arma más usada por Costa Rica. Pero era México el que más pisaba el área. Oribe Peralta se quedó atascado después de haber anotado tres veces a la débil selección de Cuba, en el estreno mexicano en el torneo. Desde entonces se ha dedicado a servir balones a sus compañeros en punta. La esperanza la trasladó a Carlos Vela, el delantero de la Real Sociedad. Su noche fue para el olvido. Herrera lo sustituyó por Jesús Tecatito Corona en el minuto 85.

Los tres cambios que realizó Herrera fueron acertados. Corona, el único mexicano que jugó en la Copa América, sirvió de revulsivo. Carlos Esquivel también inyectó frescura en el centro del campo y, junto al incombustible Guardado, dieron a México un gran cierre en el segundo tiempo. Yasser Corona salió por una lesión en la pierna izquierda. Es el quinto jugador que pierde la selección mexicana por una dolencia en este verano.

En los tiempos suplementarios el cansancio comenzó a hacer estragos en los jugadores. El juego entró en un pantano. Los ticos comenzaron a golpear para cortar el ritmo de los mexicanos, que mostraban sobre el césped más ambición. El árbitro guatemalteco Walter López dio vía libre a las patadas. Incluso perdonó una clarísima expulsión a Oribe Peralta en el minuto 111.

Fue Peralta el que, diez minutos después, buscó un centro que llegó del lado izquierdo. Roy Miller, que había entrado tarde en el partido como refresco, hacía la cobertura. Su codo derecho apenas roza al delantero mexicano, que saltaba para el remate. Fue el linier quien levantó la bandera y marcó un penal. López le dio la razón y pitó la falta. Ensució una victoria que pudo haber sido menos polémica en la ronda de penales.

México tendrá que mejorar su eficacia en la delantera si quiere enfrentar en la final a Estados Unidos, que debe derrotar a Jamaica. Panamá será un hueso duro de roer el próximo miércoles. Hasta entonces, la sonrisa quedará dibujada en el rostro de El Piojo. Sabe que todavía hay vida este verano.

Costa Rica se apropia el #Noerapenal

Las reacciones fueron inmediatas entre aficionados costarricenses, quienes se apropiaron de la etiqueta #noerapenal que usaron los mexicanos en el Mundial de Brasil después de que Arjen Robben simulara una falta.

El supuesto penal sobre Peralta activó entre los aficionados la vieja sospecha de que la Concacaf favorece mediante los árbitros a los países que más dinero le generan. Entre ellos, México.

El enojo fue general.  El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, escribió en su cuenta: "No fue penal. Perder así NO se vale. México no ganó el partido, se lo regalaron envuelto en celofán. ¡Qué vergüenza!”. La expresidenta Laura Chinchilla publicó algo similar: “¡Vergonzoso! ¡Indignante! ¡Doloroso!”.

“Robo arbitral”, sentenciaba el diario La Nación para sus lectores en la edición digital, mientras el popular sitio Crol lo veía de manera distinta: “¡Regalo para México!”. Apenas pasaban minutos y en la televisión nacional el principal analista arbitral, Ramón Luis Méndez, de Teletica, sacaba conclusiones iguales a las de las redes sociales: no era penal.

Los comentarios hicieron recordar un juego contra Estados Unidos de la eliminatoria para el Mundial de Brasil, donde Costa Rica tuvo que jugar bajo una fuerte nevada en Denver sin que el árbitro detuviera el partido.

Sin embargo, Paulo Wanchope, el técnico de Costa Rica, no hizo sangre de la decisión arbitral. "No voy a pensar mal, no quiero pensar mal, solo pasó... no voy a armar una polémica... estamos fuera y toca ver el futuro", dijo en la conferencia de prensa tras el encuentro.

El País
Luis Pablo Beauregard
Nueva Jersey, Estados Unidos.
México 20 de julio de 2015.

Rate this item
(0 votes)

1 comment

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter