Destruyen obra de Pedro Ramírez Vázquez para el 4° Informe de RMV

El gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas volvió a atentar contra el patrimonio cultural y artístico de Puebla. (Especial) El gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas volvió a atentar contra el patrimonio cultural y artístico de Puebla. (Especial)

Moreno Valle hace esperar a los diputados una hora y media antes de rendir su informe.

Con una hora y 18 minutos de retraso y la ausencia de los principales dirigentes estatales de oposición, el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas arribó al Congreso local para entregar su cuarto informe de labores a los diputados.

De las nueve bancadas que conforman al Poder Legislativo, las fracciones del PRI y PVEM cuestionaron la falta de tolerancia de la administración estatal hacia la disidencia, así como las violaciones a los derechos humanos registradas en 2014.

En su discurso de 5 minutos, Moreno Valle no hizo mención a las críticas que recibió su administración y se concentró en informar las inversiones realizadas por su gobierno en los cuatro años de gobierno.

El Congreso respondió el informe en voz de la presidente de la Mesa Directiva, Patricia Leal Islas, quien consideró “normal que en un proceso de cambio haya resistencia”.

Destruyen obra de Pedro Ramírez Vázquez para el 4° Informe de RMV

El gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas volvió a atentar contra el patrimonio cultural y artístico de Puebla, pues para la remodelación del Auditorio Siglo XXI –que desde ayer se llama Auditorio Metropolitano– destruyó la obra de Pedro Ramírez Vázquez, autor de edificios emblemáticos con los que México es distinguido dentro de la arquitectura universal.

Para la remodelación del inmueble se retiró la obra más grande hecha con talavera que había en el mundo, y todo para colocar en su fachada una cortina de cristal.

La transformación “no era necesaria”, pues el inmueble tenía “las características suficientes para los fines que fue concebido”, opinó el arquitecto Humberto Rodríguez Rodríguez, quien ha trabajado para empresas de espectáculos como Ocesa, y cuyo despacho se especializa en la construcción de espacios acústicos para actos masivos.

Rodríguez Rodríguez recordó que varios especialistas se opusieron a la obra, calificándola como caprichosa, debido a que alteró el concepto original del inmueble, diseñado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, artífice de la Facultad de Medicina de la UNAM, el Museo Nacional de Antropología e Historia y la capilla de la Virgen de Guadalupe que se encuentra en la Basílica de San Pedro, en El Vaticano.

Los trabajos de remoción se efectuaron a pesar de la protesta del hijo de Ramírez Vázquez, el también arquitecto Javier Ramírez Campuzano, y de las advertencias del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

A principios del mes de agosto de 2014 el heredero de Pedro Ramírez Vázquez envió una carta al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet Chemor, pidiéndole que evitara la destrucción de una obra única en su tipo a nivel mundial.

La misiva también fue remitida al presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa; a la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), María Cristina García Cepeda, y a la Subdirección General del Patrimonio Artístico del INBA, a cargo de Xavier Guzmán Urbiola.

La epístola fue dada a conocer por el portal al momento noticias, y en ella Javier Ramírez Campuzano criticó la remoción de los mosaicos de talavera de más de un metro de largo que se encontraban en la fachada del auditorio: “Nunca en la historia de la talavera se habían fabricado piezas de estas dimensiones”, explica en su carta, donde detalla que “esta fachada representaba una constante cultural con una solución contemporánea que identificaba y distinguía la cultura poblana”, indicó.

Algo que definió la obra de Ramírez Vázquez –fallecido en abril de 2013 y autor, entre otras construcciones, del estadio Azteca y la Basílica de Guadalupe–, fue la utilización de elementos nacionalistas y regionales; en el caso del auditorio poblano, su idea fue combinar lo moderno, como cristales y piezas metálicas, con la talavera.

“Con indignación y molestia”, Ramírez Campuzano demandó a Chuayffet: “Mucho le ruego le sea exigida al gobierno del estado de Puebla la restitución de la fachada del auditorio Siglo XXI de la ciudad de Puebla y respetar la obra y legado del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez. El gobierno de ese gran estado debe mostrar respeto”.

Era legado

La importancia de la obra que Ramírez Vázquez brindaba para Puebla fue reconocida por el gobernador Melquiades Morales Flores, quien mandó a edificar el auditorio, y al inaugurarlo en 2005 resaltó:

“Si el legado cultural de sus antepasados fue su soberbio Centro Histórico, el Complejo Cultural Auditorio Siglo XXI es ahora herencia de la presente generación de poblanos y del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez a los hombres y mujeres del futuro que habrán de aportar con talento e imaginación su contribución a esta inacabable obra de recreación humana.

“Se trata de un vivo testimonio de la labor cultural que permanecerá en el tiempo como una herencia. En este se dará cita lo mejor del arte y será una manifestación de vanguardia constructiva”, expresó el mandatario priista, quien rindió su último informe de gobierno en el recinto y en cuya administración Rafael Moreno Valle se desempeñó como secretario de Finanzas.

Oídos sordos

La solicitud del hijo de Pedro Ramírez Vázquez fue atendida y el subdirector del Patrimonio Artístico Inmueble del INBA, Xavier Guzmán Urbiola, solicitó a las autoridades poblanas suspender las obras debido a que el auditorio está catalogado como inmueble de valor artístico.

Sin embargo, como sucedió con La Antigua Casa del Torno y otros inmuebles históricos destruidos durante este sexenio, el morenovallismo hizo oídos sordos a la opinión del INBA.

El 28 de agosto del año pasado el portal e–consulta dio a conocer que el gobierno del estado efectuó la remoción de la fachada de talavera del Auditorio Siglo XXI sin la autorización del Instituto Nacional de Bellas Artes debido a que no se detectó algún valor histórico en la misma.

El presidente municipal de Puebla, José Antonio Gali Fayad, declaró que un análisis preliminar sobre el tema “arrojó que la portada del inmueble no tenía valor histórico”; mientras, el secretario de Infraestructura, José Cabalán Macari Álvaro, indicó que las piezas de talavera forman parte de “un tema muy discutible” que posteriormente detallaría.

Para el informe

La remodelación que acabó con la obra de Pedro Ramírez Vázquez ha sido la tercera realizada al inmueble, que desde el sexenio del priista, Mario Marín Torres fue concesionado a la empresa TV Azteca.

Esta vez se invirtieron 416 millones 615 mil pesos para ampliar su aforo de 5 mil a casi 6 mil asientos, construir un puente que conecta con el Parque del Arte, edificar una explanada de 10 mil metros cuadrados, hacer espejos de agua, una fachada a base de cristal templado y herrajes de acero, la remodelación del escenario, estacionamiento y una zona comercial.

El recinto fue sede del IV Informe de Labores de Moreno Valle, quien ha dicho que el ahora llamado Auditorio Metropolitano –nombre adquirido a través de un concurso ciudadano– forma parte de la estrategia para consolidar la oferta de infraestructura para el sector turístico de la entidad conectado con puntos como el Parque del Arte, la Estrella de Puebla, el Ecoparque Metropolitano y, más adelante, el Museo Internacional del Barroco.

La Jornada de Oriente
Mónica Camacho
Martín Hernández Alcántara
Ciudad de Puebla, México
Jueves 15 de enero de 2015.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Información reciente

Síguenos en Twitter