Universidad Autónoma de Chapingo, omisa en evitar abusos contra mujeres Featured

Universidad Autónoma de Chapingo, omisa en evitar abusos contra mujeres. (Especial) Universidad Autónoma de Chapingo, omisa en evitar abusos contra mujeres. (Especial)


Sentada en el comedor de su casa, la joven oaxaqueña no está lista para mostrar su rostro.

 La comunidad de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh) es reducida y de inmediato, dijo, sabrían su identidad. A cuatro años de haber sido violada sexualmente dentro de su propia escuela cuando tenía 17 años, no está lista para enfrentar el escrutinio social.

Para los estudiantes de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh), el Baile de la Quema de 2016 fue un día memorable, para la joven fue la noche que deseó la muerte.

Ese día, la joven que entonces tenía 17 años le propuso a su mejor amiga no ir a esa fiesta y mejor desvelarse viendo películas en el internado de la universidad, donde la amiga vivía, muy cerca de donde ocurría el evento en honor a los graduados y al que cualquier persona puede entrar.

Eran cerca de las 10 de la noche, su plan era hacer ejercicio en las canchas de la colonia El Cooperativo, ubicada frente a la UACh, y caminar 15 minutos hasta el internado. Cuando ya iba por el puente que conecta la colonia con la universidad, notó que alguien la estaba siguiendo, pero como había más gente caminando, debido a la fiesta, no le dio importancia.

"Me dijeron ‘dame el teléfono’, dije ‘no traigo’ y aventé mi tablet, yo no me iba a pelear con ellos porque eran dos personas (hombres), en lo que uno recogió la tablet, el otro me agarró. Pensé que era un asalto, pues resultó que no", contó.

La forzaron a ir a los campos experimentales, creados originalmente para que los y las jóvenes de todo el país aprendan ciencias agronómicas y ambientales en una institución que se precia, en su descripción oficial, de formar conciencias sociales. Tras la agresión sexual en ese mismo lugar, la amarraron de manos y pies con las agujetas de su propio tenis y amenazaron con matarla. "En un momento, créeme que lo desee. Desee que lo hicieran", narró.

"Estoy harta de todo lo que he tenido que vivir, y que la escuela no haga nada. Lo mío no trascendió porque no me mataron, pero a Nazareth (Bautista) sí y fue la única razón por la que se visibilizó. Yo he sabido de muchísimos casos, amigas que sufren abusos de sus novios (alumnos), acoso de profesores y de tenientes (seguridad interna de la escuela)", contó en referencia al feminicidio de una alumna de 15 años encontrada en un pozo de agua en los campos experimentales de la UACh la Nochebuena de 2019.

De la agresión sexual no se abrió una carpeta de investigación porque ni ella ni su madre quisieron denunciar. A la distancia, la joven que ahora tiene 21 años piensa que la falta de una orientación legal integral, de apoyo psicológico la hicieron desistir de seguir con el proceso legal. Las mismas autoridades escolares dudaron de su testimonio y la revictimizaron en repetidas ocasiones. La joven ha interpretado su propio caso. "Los sujetos me dijeron que eran chapingueros y que vivían en "la Primera", y comían en el (comedor) central, según esto. Yo creo que no, porque se veían muy grandes, yo estoy casi segura que eran trabajadores porque conocían la universidad, pero eran muy grandes para ser estudiantes. Entraron, se movieron e hicieron lo que quisieron", recordó. Lo que vino después fue la parte más complicada. Desde que se tuvo que desatar para poder pedir ayuda a los vigilantes de la escuela, hasta la fecha.

Todo el caso se mantuvo como un asunto interno. Esa noche de 2016, llegó una ambulancia y ahí confesó lo que había sucedido. En la unidad médica de la UACh le pidieron que llamara a sus padres en Oaxaca, pero le dio vergüenza. Alguien más le llamó a su madre para que se pusiera en camino a Texcoco cuanto antes sin decirle por qué. La señora llegó la mañana siguiente y también entró en shock. Una representante de la Unidad Jurídica de la universidad se encargó de revictimizarla. Que, si conocía a sus agresores, que por qué traía cierta ropa, etcétera. Tras darle la pastilla del "día siguiente" para evitar embarazos, las propias enfermeras le aseguraron a la joven que la denuncia no tenía caso porque "nunca pasa nada".

"Mi mamá le dijo a la directora de la Unidad Médica si podían hacerme más estudios, revisarme que no me hubieran lastimado más. Pero ella le dijo ‘fue una relación sexual, señora, ¿cómo cree que la van a lastimar? ¡es normal!", contó.

La joven pensó que si concentraba toda su energía en terminar el semestre el dolor emocional se iría poco a poco. Pero no fue así vivió en depresión y angustia por estar sola en Texcoco.

Tras años de terapia, medicación y apoyo de amigos y familia, la joven pudo retomar sus estudios e ingresar a una licenciatura en la misma escuela.

Adeudan protocolo de género

De 2012 a 2019 la UACh reportó 13 denuncias o quejas de agresiones sexuales a alumnas mujeres. En 11 del total se informó que el agresor era una persona externa a la universidad y se había tratado de violación y en dos se trató de profesores cuya conducta fue descrita como hostigamiento sexual. De ellos, uno fue rescindido de su contrato de trabajo. De los 13 casos, se reportó que todos los agresores fueron 15 hombres, pues en un hecho ocurrido en 2019 una mujer fue atacada por dos hombres. Se informó además que 12 de los eventos derivaron en denuncia ante el Ministerio Público y se acota que en 2016 un caso no se denunció ante las autoridades oficiales por decisión de la menor y de su madre. Hecho que podría tratarse del caso de la estudiante oaxaqueña. De los feminicidios y hallazgos de mujeres muertas reportados por la prensa, no hay datos validados por la universidad.

A raíz del asesinato de Nazareth, la escuela colocó un jardín en memoria de la niña asesinada y una promesa del rector José Solís Ramírez de la creación de un marco jurídico con perspectiva y la Unidad de Género que a la fecha no han visto la luz.

La economista y doctora por la UACh, Gabriela Monsalvo, vivió personalmente experiencias machistas que decidió analizar los datos publicados por la universidad. A partir del feminicidio de Nazareth, realizó el informe "Antecedentes de violencia en la UACh con análisis comparativo interuniversitario".

Encontró que las razones más comunes por las que las alumnas acuden al servicio de terapia psicológica de la universidad son violencia en el noviazgo, depresión, problemas de pareja, autoestima y orientación. Sin embargo, son datos que la escuela actualizó hasta 2009.

El Universal pidió una entrevista con autoridades escolares, pero no se obtuvo respuesta. La colectiva de feministas y alumnas de la UACh, Xilonen, aseguró que "todavía se tienen las creencias y costumbres de cuando la escuela era sólo para varones. Es hasta cierto punto denigrante para las mujeres, cuando recién entramos. El acoso de varones en prepa es muy normal y no se atiende", dijeron.

"Cuéntame tu historia, mujer"

Tras las conmoción causada en la comunidad universitaria a raíz del feminicidio de Zully Shant, en 2004, la UACh publicó un libro testimonial de 49 alumnas bajo el nombre "Cuéntame tu historia, mujer" de Silvia Castillejos Peral. En 2017, los investigadores Roberto Castro y Verónica Gómez analizaron la obra ante la Asociación Latinoamericana de Sociología bajo el nombre "La universidad como espacio de reproducción de la desigualdad de género" y analizaron el acoso sistemático hacia las mujeres de la UACh. Con experiencias de violaciones sexuales en zonas cómo bibliotecas, en los baños o en corredores.

"Las aspiraciones que las llevaron a la universidad están hechas simultáneamente de mandatos y de deseos de mejorar sus condiciones de vida, las mujeres identifican claramente estas adversidades, desarrollan estrategias de adaptación a las mismas (que son, a la vez, expresiones de la colonización de la que son objeto), y mantienen, en un primer momento, su determinación de salir adelante", explican. Con información de Montserrat Peralta.

El Universal
Texcoco, Estado de México
Lunes 28 de septiembre de 2020.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter