Tomás Zerón, en una imagen de 2014. Diego Simón Sánchez / Cuartoscuro Tomás Zerón, en una imagen de 2014. Diego Simón Sánchez / Cuartoscuro


López Obrador asegura que el encargado de la investigación de los 43 estudiantes huyó a Israel y que se ha avisado al Gobierno de que hay una orden de aprehensión en su contra

La huida de Tomás Zerón continúa y su rastro conduce ahora a las autoridades mexicanas a Israel. Buscado por la Fiscalía por delitos relacionados con la investigación del caso Ayotzinapa, Zerón huyó a Canadá hace meses, aunque las autoridades informaron al respecto a principios de este año. Hasta julio, el canciller, Marcelo Ebrard, aseguraba que el exfuncionario estaba en aquel país. Este lunes, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha informado de que Zerón está en Israel. “Ya hay aviso a su Gobierno de que se tiene orden de aprehensión ya girada en contra de este señor”, ha explicado el mandatario.

Las novedades del caso Zerón se suman al anuncio que hizo el viernes el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, sobre Carlos Gómez Arrieta, jefe en 2014 del cuerpo investigador de la vieja fiscalía. “Esta mañana se entregó voluntariamente a las autoridades Carlos Gómez Arrieta, extitular de la Policía Federal Ministerial durante los lamentables hechos ocurridos en Ayotzinapa y sobre quien existía una orden de aprehensión desde marzo”, escribió en su cuenta de Twitter.

Arrieta y Zerón han sido dos de los nombres más mencionados por las familias de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Su búsqueda ha sido un tema recurrente en las reuniones mensuales que mantienen con el presidente López Obrador. Zerón encabezó las pesquisas por el caso en 2014 y 2015 y González Arrieta actuó bajo su mando. En 2019 trascendió un vídeo donde aparece uno de los detenidos por el caso Ayotzinapa, Carlos Canto, siendo torturado. Varias personas le interrogan por los estudiantes. Una de las voces que se escuchan es la de Gómez Arrieta.

Durante buena parte del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), Zerón dirigió la Agencia de Investigación Criminal, AIC, órgano adscrito a la antigua Procuraduría General de la República, PGR, hoy fiscalía. Desde octubre de 2014, Zerón encabezó la indagatoria por el ataque contra los estudiantes normalistas en Iguala, Guerrero, en septiembre y la desaparición de los 43. Zerón y Jesús Murillo Karam, titular entonces de la PGR, fueron los artífices de la llamada “verdad histórica”, la narrativa gubernamental de lo ocurrido en Iguala. Esa versión defiende que policías de varias corporaciones locales desaparecieron a los estudiantes en contubernio con un grupo delictivo regional, Guerreros Unidos. Este grupo, Guerreros Unidos, habría asesinado a los muchachos y quemado sus restos en un basurero en el municipio de Cocula, vecino de Iguala. Luego los criminales habrían arrojado las cenizas a un río cercano.

Las familias de los 43 siempre rechazaron este relato de los hechos y criticaron a la PGR. Las evidencias que sostenían esa versión eran testimonios de detenidos, presuntos integrantes de Guerreros Unidos. Con el tiempo se supo que muchos detenidos habían declarado después de haber sido torturados. La poca confianza de las familias en la PGR se hizo pedazos.

Zerón cayó en desgracia por un vídeo que ilustra las irregularidades de la investigación. En octubre de 2014, el director de la AIC viajó al lugar del ataque, una zona montañosa del Estado de Guerrero, a unas tres horas de la capital. Zerón voló a la zona acompañado de un detenido, supuestamente involucrado en la desaparición de los 43, Agustín García, alias El Chereje. En el vídeo, liberado por el grupo de investigadores independientes que llegó a México patrocinado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, se ve a Zerón con El Chereje, cerca del río San Juan. “La verdad histórica” defendía que los Guerreros Unidos habían arrojado allí las cenizas de los estudiantes.

El problema con el vídeo es que mostraba una parte de la investigación que no aparecía en el expediente. Es decir, Zerón se había saltado las reglas, había sacado a un detenido de prisión y había viajado con él cerca de Iguala a señalar el punto exacto donde, según él, habían arrojado las cenizas al río. Luego se supo además que el detenido -García Reyes, alias El Chereje- había sido torturado. No necesariamente por Zerón, pero sí por personal a su cargo. La denuncia de tortura fue parte del informe que presentó en 2018 la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. En sus conclusiones, Naciones Unidas señaló que contaba con “fuertes elementos de convicción que indican la tortura” en al menos 34 detenidos. El Chereje era uno de ellos.

Zerón salió de la AIC en septiembre de 2016, pocos meses después de que el grupo de investigadores de la CIDH liberara el vídeo del río San Juan. Siguió en el Gobierno, como secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, un área de la Oficina de la Presidencia. No en vano, Zerón venía del Estado de México. Peña Nieto había sido gobernador de la entidad de 2006 a 2012 y Zerón fue coordinador de la procuraduría local desde 2009.

El País
Pablo Ferri
Ciudad de México
Lunes 14  de septiembre 2020.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter