Etileno XXI podría ser lo que lleve a Felipe Calderón ante los tribunales Featured

Etileno XXI será la vía para llevar a Calderón a la barandilla judicial y obligarlo a rendir cuentas de lo que fue un “narcoestado”. (Especial) Etileno XXI será la vía para llevar a Calderón a la barandilla judicial y obligarlo a rendir cuentas de lo que fue un “narcoestado”. (Especial)


En su denuncia de hechos, Emilio Lozoya informó de presuntas conductas delictivas de altos exfuncionarios del sexenio de Enrique Peña Nieto, incluyéndolo a él, al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, según reveló el fiscal general, Alejandro Gertz Manero.

Gertz Manero también reveló que Lozoya mencionó una obra a la que se le “dieron una serie de privilegios de los insumos en los que el gobierno federal tuvo pérdidas graves”, es decir “Etileno XXI”, una planta ubicada en la zona de Coatzacoalcos, donde las empresas Braskem e Ideas son socias.

Se calcula que ese proyecto de 2 mil 500 millones al año y que funcionaba porque Petróleos Mexicanos le suministraba el etano que requería, a través de condiciones preferenciales, como un precio de hasta 29% menos del que se manejaba originalmente, y la obligación de Pemex de ofrecerle 66 mil barriles diarios a partir de su producción o comprándolo a terceros.

Las negociaciones para dicho contrato tuvieron lugar en febrero de 2010, durante el sexenio de Felipe Calderón, y los términos que ellos decidieron siguieron vigentes al inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Además, en 2009 se instalaron mesas de trabajo en Los Pinos para concretar los detalles para Etileno XXI, operadas por Patricia Flores; también hubo mesas de trabajo en la Secretaría de Hacienda y en la de Energía.

Al respecto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que todos los mencionados deberían declarar: Felipe Calderón, Agustín Carstens, Georgina Kessel, Patricia Flores, José Antonio Meade, Jordy Herrera, entre otros.

El periodista Salvador García Soto escribió en su columna para El Universal que la investigación que abrirá la FGR por presuntos hechos de corrupción con Odebrecht que derivaron en “privilegios y daños graves al erario” para la instalación de Etileno XXI será la vía para llevar a Calderón a la barandilla judicial y obligarlo a rendir cuentas de lo que fue un “narcoestado”.

Según escribió, esa fue una de las principales negociaciones con Lozoya, a quien se le otorgaron múltiples beneficios y concesiones como “testigo colaborador”.

“La información adicional que le interesaba a la Fiscalía y al gobierno de López Obrador -dice García Soto- era lo que Emilio Lozoya sabía sobre los tratos y sobornos que Marcelo Odebrecht tuvo con el gobierno de Felipe Calderón, cuando vino a México en el año 2009 para explorar la posibilidad de instalar un complejo petroquímico en la zona petrolera de Coatzacoalcos para venderle a Pemex el etano procesado”, escribió García Soto.

Emilio Lozoya mantenía una cercana amistas con Marcelo Odebrecht, por lo que conocía muy bien los contactos y las negociaciones que éste tuvo con el gobierno de Calderón y con el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Polemón
Ciudad de México
Lunes 14 de septiembre de 2020.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter