Pese a pandemia, inmigrantes envían más dinero a México Featured

La Chef Silvana Alaniz en el restaurante El Rincón en San Ysidro. (Alejandro Tamayo/The San Diego Union-Tribune) La Chef Silvana Alaniz en el restaurante El Rincón en San Ysidro. (Alejandro Tamayo/The San Diego Union-Tribune)


•    Los inmigrantes, duramente afectados por la pandemia, están enviando aún más dinero a México

•    Los expertos esperaban una disminución de las remesas, pero las familias transfronterizas dicen que “se mantienen unidas” en tiempos difíciles.

Silvana Alaniz, la dueña del pequeño restaurante El Rincón en San Ysidro, trabaja desde el amanecer hasta el anochecer junto a toda su familia inmediata. Incluso su hija de 10 años ayuda a servir a la clientela que a menudo espera en las filas que rodean la cuadra para el famoso menudo de Silvana.

“Tenemos cinco hijos y todos cocinan”, se rio. “Todos ayudan aquí. Pasan sus días de verano en este restaurante. Creo que es una de las razones por las que hemos estado sobreviviendo”.

Pero el restaurante no solo apoya a su familia en San Ysidro. Cada mes, Alaniz, de 43 años, también envía dinero a su padre en México.

La pandemia de coronavirus golpeó a muchos de los inmigrantes que atendieron mesas, recogieron cosechas y estuvieron hombro con hombro en las fábricas. Pero muchos han seguido trabajando en lo que se consideran trabajos esenciales, aunque arriesgados. Y durante el verano, los inmigrantes mexicanos como Alaniz que viven en los Estados Unidos enviaron a sus familias sumas récord de dinero, desafiando las predicciones de que las llamadas remesas se desplomarían.

México recibió 3.53 mil millones de dólares en remesas en julio --la mayor parte de los Estados Unidos-- un aumento del 7 por ciento con respecto al mismo mes en 2019, según mostraron el martes los datos del banco central de México.

Incluso cuando la tasa de desempleo en los Estados Unidos se disparó al 14.7 por ciento en abril y el Banco Mundial predijo que las remesas globales se reducirían en un 20 por ciento, los latinos que trabajaban en los Estados Unidos desconcertaron a los economistas enviando más dinero a México y América Central que nunca antes.

En marzo, las remesas alcanzaron su nivel más alto desde que se empezaron a llevar registros en 1995, con un aumento del 36 por ciento hasta 4000 millones de dólares. Julio fue el tercer nivel más alto registrado, según los datos del banco central.

Los fondos son un gran apoyo para la economía mexicana y las familias de bajos ingresos en todo el país, que mantienen aproximadamente 1.5 millones de familias, según el gobierno federal mexicano.

“Creo que, inicialmente, fue una sorpresa”, dijo Ismael Plascencia, director de la facultad de negocios de la Universidad Autónoma de Baja California, sobre el aumento de las remesas. “Pero tiene sentido. La gente en los Estados Unidos está muy preocupada por sus familias en México --por su salud-- por eso están enviando más dinero.

“Los trabajadores en Estados Unidos hicieron un gran esfuerzo porque saben que sus familias en México no tienen acceso a buenos sistemas de salud”, agregó.

Alaniz, la dueña de El Rincón, explicó que, en la cultura mexicana, las familias no cortan a sus seres queridos en tiempos de penuria.

“Eso no es una opción. Eso es solo la cultura. No hacemos eso. Para los mexicanos --para los latinos en general; padres, familia, abuelos, incluso tíos a veces-- toda la familia permanece unida”, dijo. “Nos mantenemos juntos.

“Utilizamos la adversidad no para separarnos, sino para acercarnos más”.

El Rincón restaurante

Es más probable que los latinos trabajen en puestos de primera línea, utilicen el transporte público, tengan afecciones subyacentes y vivan en hogares multigeneracionales, todos ellos considerados factores de riesgo para el coronavirus.

En el condado de San Diego, los latinos constituyen el 34 por ciento de la población, pero son responsables del 63 por ciento del total de las infecciones por coronavirus y del 45 por ciento de las muertes por COVID-19, la enfermedad causada por el virus, según muestran los datos del gobierno del condado. En California, son alrededor del 39 por ciento de la población, pero constituyen el 60 por ciento de los casos y el 48 por ciento de las muertes, según el Departamento de Salud Pública del estado.

Los expertos dicen que en medio de la pandemia es más probable que los trabajadores inmigrantes sean considerados “trabajadores esenciales”, que a menudo realizan trabajos mal pagados que otros no hacen en los sectores de la construcción, el mantenimiento y los servicios.

“Otras personas tienen una opción”, dijo Plascencia. “No tienen elección. Son los más vulnerables porque muchas de las cosas que hacen se consideran esenciales como la cocina y la agricultura. Están dispuestos a hacer los trabajos que otros no hacen y eso era cierto antes de la pandemia, pero ahora con la pandemia, es aún más cierto”.

Para enviar dinero a casa, los trabajadores de los Estados Unidos a menudo van a un negocio que permite servicios de pago o transferencias internacionales, como MoneyGram o una Western Union. Los negocios suelen cobrar una tarifa y el tipo de cambio de dólares estadounidenses a pesos suele ser ligeramente peor que el que se ofrece en los bancos.

La gran mayoría de las remesas se hacen por transferencia electrónica. De los 3530 millones de dólares recibidos por México en julio de 2020, 3490 millones de dólares fueron en transferencias electrónicas, 24.9 millones de dólares en efectivo y en especie y 12 millones de dólares en giros postales, según los datos.

El promedio de remesas en el periodo de enero a julio fue de 337 dólares, un 4.3 por ciento más que en el mismo periodo de 2019.

La gente pasa por delante de los carteles que anuncian servicios de transferencia de dinero en la Ciudad de México.

Afuera de la Western Union en el Boulevard San Ysidro, la gente era reacia a hablar del proceso.

“Tienen miedo (de hablar)”, explicó Alaniz, cuyos padres solían ser dueños de un negocio de transferencia de dinero. “La gente tiene miedo de que si ponen su dirección real tal vez el ICE venga a buscarlos, o, aunque sea legal enviar dinero a casa, les preocupa que tal vez alguien piense que están haciendo algo malo”.

En la tienda de transferencia de dinero Elektra en la Plaza Carrousel de Tijuana, Lisa García, de 44 años, dijo que sus dos hijos en el Condado de Orange estaban trabajando en todos los empleos disponibles para poder enviar fondos para su cuidado médico y la renta.

“Gracias a Dios por la familia”, dijo. “En este momento, mi hijo está haciendo un poco de todo. Un poco de construcción. Él conduce Lyft. Cualquier trabajo que pueda encontrar”.

Aunque no tiene el coronavirus, García ha estado enferma con síntomas parecidos a los de la gripe. Así que la maquiladora en la que trabajaba no quería correr el riesgo de que propagara la enfermedad, dijo García. Ella está entre los 12 millones de personas en México que perdieron su trabajo durante la pandemia, según el gobierno federal.

Los trabajadores migrantes en Estados Unidos enviaron a su país 330 millones de dólares a Baja California entre abril y junio de 2020, según las últimas cifras del banco central de México. Aunque no se dispone de un desglose por municipios, Tijuana suele ser la ciudad de México que más remesas recibe. Los residentes de Tijuana recibieron 476 millones de dólares de mexicanos que viven en el extranjero en 2019, según un informe de BBVA Research.

La crisis económica ha obligado a muchos de los que viven en Estados Unidos a buscar su contribución en su país.

Los negocios en el pintoresco El Rincón han disminuido en un 60 por ciento, según Alaniz. Eso no le ha impedido enviar dinero a su padre en Tijuana, o devolver a su comunidad.

Alaniz sabe lo que es no tener comida en la mesa. Así que, cada semana, ella y su equipo preparan 60 comidas que son distribuidas en su mayoría a personas mayores como parte de un programa de la organización comunitaria Casa Familiar.

Ella cree que cuando das, recibes.

De hecho, la organización hizo arreglos para que una artista local, Michelle Guerrero, pintara un mural gigante en el costado de su restaurante. La pintura es de una serpiente emplumada (Quetzalcóatl) dando una flor a la luna.

The San Diego Union-Tribune
San Ysidro, California, EE. UU.
Wendy Fry, Alexandra Mendoza
Miércoles 9 de septiembre de 2020.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter