La Biblioteca Digital Mundial ofrece acceso gratuito a materiales exquisitos

Acuarela que muestra a un médico con traje de prevención de plagas del siglo XVII; fue utilizado para atender a pacientes durante la peste en Europa. Foto tomada del sitio web de la Biblioteca Digital Mundial. Acuarela que muestra a un médico con traje de prevención de plagas del siglo XVII; fue utilizado para atender a pacientes durante la peste en Europa. Foto tomada del sitio web de la Biblioteca Digital Mundial.


Con motivo de la contingencia en el planeta por la pandemia del Covid-19, la Biblioteca Digital Mundial (www.wdl.org), iniciativa de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, anunció que está abierto de manera gratuita el acceso a través de Internet a los materiales digitalizados que resguarda, los cuales provienen de decenas de instituciones culturales de todos los continentes.

Manuscritos, mapas, libros raros, partituras, grabaciones, películas, fotografías y documentos de arquitectura son algunos de los exquisitos tesoros culturales del mundo que se pueden consultar desde la comodidad del hogar, en árabe, chino, español, francés, inglés, portugués y ruso.

Ahí están, por ejemplo, los antiguos textos árabes usados en la creación del álgebra, pinturas de antílopes heridos de África de 8 mil años; códices mayas; el planisferio de Waldseemüller, el mapa más antiguo que menciona el nombre de América; fotografías de la China imperial, el Imperio otomano y la Rusia zarista; escritura de oráculos sobre huesos chinos; la primera grabación de La Marsellesa; la primera película realizada por los hermanos Lumière; textos alquimistas árabes; mapas interactivos, libros de horas o diccionarios de lenguas indígenas antiguos como Arte de la lengua quichua publicado en Lima, Perú, en 1619.

Por ejemplo, si se teclea la palabra ‘‘epidemia” en el buscador de la Biblioteca Digital Mundial aparece la imagen de una acuarela que muestra a un médico con traje de prevención de plagas del siglo XVII.

La información que acompaña a esa pintura explica que ese traje es el que usaban los médicos que asistían a pacientes durante la peste en Europa, descrito por Jean Jacques Manget (1652-1742) en su Traité de la peste (Tratado sobre la peste), publicado en Ginebra en 1721.

‘‘El traje estaba realizado en cuero marroquí, debajo se usaba una camisa, pantalones y botas, todo de cuero y uno sobre el otro. La larga nariz tipo pico tenía sustancias aromáticas y los ojos estaban cubiertos con vidrio.”

Epidemias de cólera en Londres: 1832 y 1854

El acervo que se muestra al consultar ‘‘epidemia” también da comoresultado una caricatura de 1828 de una mujer mirando en un micros-copio a ‘‘los monstruos” que na-dan en una gota de agua del ríoTámesis.

‘‘En la década de 1820 –se explica– la mayor parte del agua potable de Londres provenía del río Támesis, que estaba muy contaminado como resultado del desagüe de las cloacas de la ciudad. Una comisión designada para investigar el suministro de agua de la ciudad emitió un informe en 1828, que resultó en varias mejoras. Las cinco compañías de agua que prestaban servicio en el margen derecho del río mejoraron la calidad de su agua construyendo reservas y tomando otras medidas. Sin embargo, las personas de Southwark (en el margen sur del río) continuaron recibiendo aguas contaminadas. Los problemas no se resolvieron hasta la década de 1860, cuando el Metropolitan Board of Works (MBW) y su ingeniero Jo-seph Bazalgette instalaron el sistema actual de cloacas de Londres. Entre la aparición de esta caricatura y la terminación del sistema de cloacas de MBW, Londres sufrió dos epidemias de cólera: en 1832 (parte de la pandemia mundial de cólera) y en 1854. Los artistas viajeros de la época llevaban microscopios en maletas en sus espaldas y el entretenimiento popular era mirar las gotas de agua en el microscopio.

‘‘En esta caricatura, la figura del artista en la esquina inferior izquierda hace una reverencia con su sombrero ante una bomba de agua y dice: ‘Encantado de verla, espero encontrarla en cada parroquia de Londres’. Las letras en la parte superior: ‘‘Microcosmo. Dedicada a las Compañías de Agua de Londres 1. Que nos traen todos estos monstruos, todas estas cosas prodigiosas, 2. Hidras y gorgonas, y espantosas quimeras. Vide Milton’. Esto último hace referencia a la obra de Milton El paraíso perdido.”

La Jornada
Mónica Mateos-Vega
Ciudad de México
Martes 31 de marzo de 2020.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter