Freno al neoliberalismo salvaje


Roberto Fuentes Vivar


En todo el mundo: primero los pobres


Todo parece indicar que Después del Coronavirus (DC) la economía global sufrirá cambios estructurales, en los cuales se avizora un freno al neoliberalismo salvaje, para dar lugar a otras medidas drásticas como la nacionalización de empresas y hasta la prohibición de tenencias accionarias en manos extranjeras.

De hecho, si se analizan los discursos y las medidas adoptadas por distintos gobiernos del mundo, son nulas las administraciones públicas que mencionan el rescate de empresas (vía subsidios a empresarios) y casi todas ellas hablan un lenguaje que en México es común desde hace algunos años: “primero los pobres”.

En Estados Unidos se discute un proyecto de emergencia, que se suma al plan propuesto por la Casa Blanca de más de un billón de dólares, y que incluye el envío directo de cheques por mil dólares a los ciudadanos más vulnerables para impulsar el consumo. Por su parte, la Reserva Federal  bajó las tasas de interés y planea inyectar liquidez por valor de 700 mil millones en el mercado con la compra de bonos del Tesoro y valores hipotecarios. Otras de las propuestas son un proyecto de un billón 300 mil millones de dólares para apoyar a los ciudadanos y a las pequeñas empresas, a través de créditos.

En Alemania, el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, anunció que el Gobierno está preparado para tomar participaciones en las empresas para compensar el impacto del coronavirus. Concretamente habló de “puede ir  más allá y recurrir a la nacionalización de empresas”. El Gobierno de Ángela Merkel podría nacionalizar la aerolínea Deutsche Lufthansa. “Es común que una compañía de repente tenga una escasez de liquidez, pero en algún momento se requerirá capital social y estamos listos para usar el fondo de estabilidad de los mercados financieros para hacer nuestra contribución y mantener esa empresa aunque sea a través de la nacionalización”, dijo Scholz.

En Francia, el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, dijo que el gobierno está dispuesto a utilizar “todos los medios a su alcance, incluida la nacionalización”, para proteger a las empresas francesas amenazadas por la epidemia de coronavirus. La Comisión Europea dio luz verde a los Estados miembros para que tomen medidas como préstamos, recapitalizaciones con dinero público, la toma de una participación accionara y llegado al extremo la nacionalización si es necesario. El plan económico de emergencia francés incluye la entrega inmediata de recursos a trabajadores, la implementación de garantías fiscales para préstamos y medidas específicas para proteger a las empresas amenazadas, incluyendo la nacionalización. El gobierno entregará beneficios a los trabajadores autónomos y pagará por dos meses la remuneración de los asalariados que se encuentren en paro parcial por el coronavirus.

En España, el gobierno activó una medida que pone un límite de 10 por ciento a los inversionistas extranjeros, en las empresas cotizadas en bolsa como una forma de blindar a las compañías españolas. Incluso, el Estado español abrirá una línea de avales a disposición de las empresas más golpeadas Además puso en marcha, para ayudar a las personas, una moratoria en el pago de hipotecas, ayuda financiera para trabajadores independientes y empresas con pérdidas severas, exoneración de los pagos a la Seguridad Social, suspensión del corte de agua y el servicio de internet para los que no pueden pagar y ayudas directas a las familias con menos recursos financieros. Incluso, el presidente español también pidió un “plan Marshall de inversiones públicas” para toda la Unión Europea.

En el Reino Unido se anunció que garantizará 400 mil millones de dólares en préstamos respaldados por el gobierno a empresas afectadas por la pandemia. También suspenderá el pago de hipotecas por tres meses para quienes tienen dificultades financieras e inyectará miles de millones en ayudas directas y subvenciones para los ciudadanos y pequeñas empresas.

En Italia se plantea un proyecto para nacionalizar la aerolínea Alitalia y el gobierno anunció la suspensión del pago de hipotecas, ayuda financiera a pequeñas empresas afectadas, entrega de dinero para los trabajadores autónomos, subsidios a los desempleados, suspensión temporal de las obligaciones fiscales de ciudadanos, prohibición de despidos por dos meses, extensión de permisos parentales y entrega de un bono para que los padres que deben trabajar paguen por el cuidado de sus hijos.

En México el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un adelanto de los subsidios para las personas mayores, créditos para micro y pequeñas empresas a través de Bienestar y –aunque no lo ha detallado- ayuda para la supervivencia de las pequeñas empresas. Y dejó en claro tres cosas: 1.- ¡Nada de rescates al estilo del periodo neoliberal, que les daban a los bancos, a las grandes empresas, no! ¡Que ni estén pensando en que va a haber condonaciones de impuestos u otros mecanismos que se usaban antes! 2.- Primero los más necesitados. 3.- No se suspenderán las obras públicas que son prioritarias para su gobierno. En síntesis señaló: “Estamos elaborando un plan, pero distinto a las recetas que se aplicaban en épocas de crisis. Siempre se recurría a créditos, al Fondo Monetario Internacional. No tenemos necesidad de hacerlo, pues contamos con reservas, ahorros, podemos financiar nuestro desarrollo. Las acciones para enfrentar la epidemia deben cuidar las etapas, porque tenemos que cuidar la salud y también desgastar lo menos que se puede a la gente en lo económico y emocional. Se adoptarán las decisiones sin adelantar vísperas”.

En América Latina varias naciones han solicitado permiso a sus poderes legislativos para endeudarse, pero siempre con la idea de apoyar a los más necesitados. En otras naciones europeas, como las nórdicas, también se piensa en las posibles nacionalizaciones de empresas y en apoyos a los ciudadanos. Pero ningún país ha anunciado planes para rescatar a los empresarios como sí se hizo en México en sexenios pasados.

Por el contrario, en un entorno en el que el Fondo Monetario Internacional ha recibido solicitudes de préstamo de más de 80 países, parece ser que el grito generalizado, incluso en Estados Unidos, es “primero los pobres”.

Si se analizan los planes de todos los países, puede observarse que ya hay un cambio en el discurso neoliberal y han regresado conceptos que hasta hace unos meses eran sacrílegos (por decir lo menos) como “nacionalización” o “limitación accionaria a extranjeros”. Sí, la era DC (Después del Coronavirus) comienza con un cambio en la economía global: primero los pobres y después las empresas. Dice el filósofo del metro: tarde, pero sin sueño se tapará el pozo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

AlMomento
DIARIO EJECUTIVO
Roberto Fuentes Vivar
Ciudad de México
Viernes 27 de marzo de 2020.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter