Espartaqueada realizada en Puebla. (Especial) Espartaqueada realizada en Puebla. (Especial)


Tecomatlán, Pue. - Nadie sabe para quién trabaja… El Movimiento Antorcha Nacional realiza una especie de juegos nacionales a los que llama “Espartaqueada” y en los cuales participan atletas de alto rendimiento de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte. Es decir, son talentos desarrollados con dinero federal que compiten para una de las organizaciones que más ha cuestionado el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Y van por más: en entrevista con Proceso, un dirigente antorchista adelanta que vía la presión social pretenden conseguir 300 millones de pesos para concluir un complejo deportivo.

Una veintena de atletas del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (Cnar), que se preparan con dinero del gobierno federal, participó en la Espartaqueada, una competencia que cada dos años realiza el Movimiento Antorcha Nacional, la organización civil que más ha protestado contra el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El grupo encabezado por el entrenador Alejandro Salvador Cruz salió de dicha instalación (federal) en el transporte que los dirigentes deportivos antorchistas del Estado de México pusieron a su disposición para viajar durante cinco horas hasta Tecomatlán, Puebla, en plena Sierra Mixteca, para competir el 2 de febrero último.

Con las medallas que obtuvieron los atletas del Cnar, el Estado de México terminó en el primer lugar de la justa, con 728 puntos, delante de Puebla (619), Veracruz (495) y Michoacán (433).

Pero no sólo los deportistas del Cnar participaron, también lo hicieron otros que ya han visto acción en la Olimpiada Nacional –ahora Juegos Nacionales– que cada año organiza la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade). En la categoría de Primera Fuerza y también en las juveniles compiten quienes son entrenados por los institutos del deporte de los estados.

A la Espartaqueada –realizada del 1 al 9 de febrero último– también asistió el subdirector de Calidad para el Deporte de la Conade, Israel Benítez, quien acompañó a su hijo a competir y aprovechó para reunirse con su amigo Samuel Aguirre Ochoa, presidente de la Comisión Nacional Deportiva del Movimiento Antorchista.

“Vino en calidad de padre de familia y de amigo mío desde hace 15 años. Estuvo aquí viendo las competencias porque antes de trabajar en la Conade ya había participado en varias Espartaqueadas con nosotros”, explica Aguirre.

–¿No le cuestionó qué hacen aquí los atletas del Cnar, dado que el gobierno federal no quiere darle nada a las asociaciones civiles?

–La amistad está por arriba de las cuestiones políticas. Él conoce la Espartaqueada desde hace años. Hay muchos muchachos que están en el Cnar que han participado en nuestra competencia. Vinieron varios jóvenes del Cnar y por eso ayer (2 de febrero) el Estado de México se fue arriba en puntos. Ellos compiten por el Estado de México porque en los selectivos municipales, regionales y estatales representaron a esa entidad y esas son las reglas que pusimos.

“Nosotros hacemos una convocatoria abierta en la que asistieron los muchachos del Cnar y vienen a ayudar a ganar. El reto que tenemos es que aquí a dos años los deportistas de nuestro movimiento le ganen a los del Cnar. Nuestra meta también es pasar al alto rendimiento. En un principio buscamos masificar el deporte, pero también estar en la Olimpiada Nacional, ahora Juegos Nacionales, y pensar en alcanzar competencias internacionales.”

Quieren dinero de la Conade

Samuel Aguirre pidió a Israel Benítez que lo ayude a gestionar un encuentro con la titular de la Conade, Ana Guevara, para pedirle que la dependencia del deporte nacional le otorgue al movimiento antorchista los 300 millones de pesos que necesitan para concluir un complejo deportivo que están construyendo en Xalapa, Veracruz.

Se trata de la Escuela Nacional del Deporte que creó Antorcha Nacional. Es una universidad para formar a los futuros entrenadores de México. El terreno se los dio el gobierno del estado; el municipio de Xalapa les otorgó otra parte para construir aulas y una villa deportiva. Sin embargo, el complejo acuático se quedó a medias: hay una alberca olímpica y una fosa de clavados en obra negra. Como los recursos que generan son insuficientes, ven como única alternativa que el gobierno federal financie la conclusión del proyecto.

“Se requiere hacer un techo caro y la cimentación. Ya están las albercas, pero no están techadas y no las hemos podido poner a funcionar. Queremos que la Conade nos dé el dinero para terminarlas. Si formamos buenos entrenadores vamos a contribuir para el deporte de México.”

–Guevara le dirá que ya existe la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos (ENED), que no se necesita otra…

–Pues esa escuela ya tiene mucho tiempo y no ha resuelto el problema de tener más y mejores entrenadores.

Justamente un egresado del Cnar y de la ENED es –desde hace dos años– el responsable de coordinar el atletismo a nivel nacional en Antorcha. Se llama Miguel Patiño, un medio fondista que vivió cinco años en dicha instalación deportiva donde recibió hospedaje, alimentación y entrenamiento hasta que las lesiones y la indiferencia del presidente de la Federación Mexicana de Atletismo, Antonio Lozano, lo empujaron al retiro.

Este exatleta mexiquense fue reclutado y entrenado por Alejandro Salvador Cruz. Después de egresar de la ENED en 2010 fue invitado a sumarse al movimiento antorchista para trabajar en los clubes populares llamados Espartaco, para desarrollar y masificar el atletismo entre los niños y jóvenes de más bajos recursos de los municipios de La Paz y Chimalhuacán, en el oriente del Estado de México.

Patiño también funge como el director del Deporte del municipio de Chimalhuacán, que gobierna el PRI, y combina su labor como coordinador nacional de atletismo de Antorcha, de ahí que fue el responsable de convocar a los atletas del Cnar para el campeonato estatal en el que ganaron su lugar para la Espartaqueada.

“Al campeonato estatal en Chimalhuacán fueron los atletas del Cnar y también los del Instituto del Deporte del Estado de México. Los que quedaron en los primeros lugares obtuvieron su pase para la Espartaqueada.

“Los jóvenes se convencen de venir a competir cuando ven las instalaciones, las excelentes condiciones que tenemos en el municipio de Tecomatlán, a una altura de 900 metros sobre el nivel del mar. Como vienen deportistas de primera fuerza de todo el país les beneficia (estar aquí) para mejorar marcas y complementar su preparación”, agrega Patiño.

Quienes califican a la Espartaqueada tienen transporte, que los recogerá en las puertas del Cnar y ahí mismo los regresará. Tendrán hospedaje y alimentación en uno de los cuatro hoteles que hay en Tecomatlán.

“Los 10 años que llevo con Antorcha siempre los hemos regresado sanos y salvos. Este año participaron unos 21 o 22 muchachos del Cnar en las diferentes pruebas de pista y campo, y entiendo que también vendrán algunos de ciclismo”, dice.

–¿Tuvieron que tramitar un permiso en la Conade o en el Cnar para que pudieran venir?

–Más que el permiso de la Conade, el permiso es con los entrenadores, porque ellos son responsables de esos deportistas. Ellos no vienen solos, vienen con su entrenador. En el caso de atletismo vino Alejandro Salvador Cruz. Vienen todos los entrenadores que hayan calificado a sus deportistas en cualquier disciplina. Del Cnar vinieron unos cinco entrenadores, pero van a venir más.

–¿Les pagan algún seguro para traerlos en caso de una lesión o accidente?

–No, no hacemos ese compromiso. No tenemos para pagarles un seguro, pero el transporte en el que vienen sí tiene seguro.

–¿Si los atletas del Cnar no participaran con ustedes, el Estado de México podría terminar en primer lugar?

–También nos respaldan las otras categorías y tenemos atletas como Miguel Canto Alfaro, nativo de Chimalhuacán que entrena en el club Espartaco y que hace dos años fue campeón de la Olimpiada Nacional en los 800 metros. A él nosotros lo hicimos y no se quiso ir al Cnar. Su hermano Marco también fue campeón nacional en los 400 metros y ellos les ganaron ahora a los del Cnar en esas pruebas y en el relevo 4×400. Son ejemplos de que también hay talento detectado por Antorcha.

“Hemos venido teniendo mejores atletas por la labor de masificación que hacemos como organización, porque tenemos un sistema, una metodología que aplicamos en las colonias donde está la gente que menos tiene. En Chimalhuacán también se desarrollaron en boxeo Lupita Ayala, campeona de la Universiada Nacional; Xóchitl y Citlalli Hernández, medallistas de la Olimpiada Nacional, y Fernando Bautista, de los Juegos Escolares Nacionales. Hay ejemplos de que nuestro proyecto de deportes da resultados.”

Dormir en la escuela

Movilizar a los casi 21 mil deportistas que este año participaron en la Espartaqueada en siete disciplinas deportivas costó 30 millones de pesos. El número de participantes se asemeja a los que anualmente asisten a la Olimpiada Nacional que organiza la Conade y que a partir de 2020 se llamarán Juegos Nacionales. El dinero para financiarla salió de los comités estatales de Antorcha Nacional, quienes obtienen el recurso mediante colectas y rifas.

En el caso del estado de Veracruz, donde Samuel Aguirre Ochoa es el líder antorchista, trasladar y alimentar a su delegación deportiva representó una inversión de 2 millones de pesos. Asimismo, cada comité estatal está obligado a generar sus recursos para construir sus propias instalaciones deportivas, atender a la población que necesita hacer deporte, dotarlas de entrenadores y del material deportivo que requieren.

Aguirre dice que el complejo deportivo de Tecomatlán es el más grande de todos los que tienen, pues cuenta con canchas de basquetbol y voleibol techadas, alberca olímpica, estadio de beisbol, cancha de futbol y pista de atletismo.

Ante la falta de infraestructura hotelera de esta ciudad, donde habitan 5 mil personas, los deportistas que participan en la Espartaqueada se alojan en las aulas de las escuelas: un jardín de niños, una primaria, una secundaria, una preparatoria, así como en las villas del Instituto Tecnológico.

Cada delegación viaja con las colchonetas, bolsas de dormir, cobijas y almohadas, así como con un grupo de cocineras que se instala donde sus deportistas y los familiares que los acompañan se alimentan; pagan los autobuses que los trasladan desde estados como Jalisco, Guerrero, Chiapas, Oaxaca, San Luis Potosí, Chihuahua, Colima y la Ciudad de México, entre otros.

“Nadie nos da un presupuesto. Se pide ayuda a los gobiernos estatales, municipales y al federal y lo que hemos logrado mediante la presión social son algunos terrenos para las instalaciones deportivas, a veces el pago de algunos entrenadores y un poco de material deportivo.

“Antorcha nunca ha tenido subsidio de gobiernos ni de partidos, ni siquiera del PRI, que es el partido con el que hemos participado”, dice Aguirre.

“Vamos a pelear por recursos”

Fernando González, otro de los líderes antorchistas en el oriente del Estado de México, concretamente en el municipio de La Paz, recuerda que cuando fue diputado local por el Estado de México Antorcha tuvo un acercamiento con el exdirector de la Conade Alfredo Castillo, quien aceptó hacer un recorrido por los distintos estados donde tienen instalaciones deportivas.

Después se comprometió a ayudarlos con recursos económicos para operación y mantenimiento, pero nada pasó.

“Como no cumplió le hicimos una marcha en Periférico e Insurgentes y un mitin en la Conade. Había cerca de mil 500 deportistas y nos manifestamos porque se había comprometido a establecer un programa de pago de entrenadores en nuestras instalaciones de Michoacán, Veracruz, Puebla, San Luis Potosí y Zacatecas. Se negó a darnos lo que prometió y al final logramos sacarle algunos recursos.

“Logramos que asignara 100 mil pesos para el pago de entrenadores en Chimalhuacán. Logramos que se inaugurara la alberca olímpica Noé Hernández, que está en el mero cerro, donde nadie espera encontrar unas instalaciones así. Lo hicimos vía la presión al gobierno federal; a Hacienda y a la Conade las obligamos a cumplir”, detalla González.

De acuerdo con el dirigente, la dependencia no implementa un programa de deporte social. El trabajo a ras de suelo, donde está la gente que verdaderamente necesita instalaciones y programas deportivos, está abandonado porque ese tipo de acciones no lucen ni dejan derrama económica, como sí ocurre con espectáculos deportivos como la Fórmula 1, los juegos de la NFL y de Grandes Ligas.

“Hay un desorden administrativo en el gobierno federal. Tenemos derecho a esos y otros recursos. No podemos caer en la tranquilidad y la mesura y vamos a luchar por esos recursos. No queremos que nos lo den, pero sí queremos decirle al gobierno dónde lo aplique, porque no pueden negar que nuestro esfuerzo está plasmado en algo concreto.

–Guevara podría decir que ustedes ya usan a sus atletas del Cnar, que no pidan más.

–No se vale ese argumento.

–Es una orden presidencial no dar recursos públicos a las asociaciones civiles, Antorcha es una de ellas. Además, ha sido muy combativa con el gobierno de López Obrador.

–Ojalá eso no ocurra porque no hacemos nada malo. Esos jóvenes del Cnar vienen a competir contra otros que tienen hambre de ganar. Un joven a nivel estatal ve a otros que nos representan en el extranjero, les sirve a ambos para comparar capacidades. Además, los atletas del Cnar no se llevaron sólo los primeros lugares, hubo muchos segundos. Eso dice que lo que hacemos está bien, que nuestros atletas que no tienen todo les puedan ganar a los del Cnar, eso aporta a la sociedad. Si no llega la solución, buscaremos presión social.

González pone como ejemplo el deportivo Soraya Jiménez en el municipio de La Paz, que costó 280 millones de pesos y que está en el abandono, con excepción de la cancha de futbol que se renta a una liga. La alberca es un pantano, los niños de la colonia juegan en la arena de la cancha de voleibol de playa.

“El municipio de La Paz tendría que estar destinando 800 mil pesos anuales para esa instalación y no lo hace. No se hace deporte ahí y sirve para que duerman los miembros de la Guardia Nacional. Entonces, sólo por la fuerza social y con la gente organizada vamos a exigirle a los gobernantes que destinen los recursos para lo que son. Si no lo hacemos, seríamos simples espectadores. Como no lo somos, vamos a pelear”, puntualiza.

Proceso
Beatriz Pereyra
Tecomatlán, Puebla
Sábado 7 de  marzo de 2020.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter