Toxnet, cortometraje que retrata el impacto de las TIC en comunidades rurales

Zahira Aldana, recién egresada de la Licenciatura en Comunicación, fusionó el gusto por la investigación y el cine documental para la realización de su producción. (Especial) Zahira Aldana, recién egresada de la Licenciatura en Comunicación, fusionó el gusto por la investigación y el cine documental para la realización de su producción. (Especial)


Zahira Aldana, recién egresada de la Licenciatura en Comunicación, fusionó el gusto por la investigación y el cine documental para la realización de su producción


Zahira Aldana viene de la Sierra Norte de Puebla, un lugar donde el terreno montañoso impide la llegada de la señal digital. A raíz de una necesidad educativa nace el internet satelital en la zona y la recién egresada de la Licenciatura en Comunicación de la BUAP lo documenta.

Se reconoce como una persona privilegiada por haber tenido la oportunidad de salir a estudiar en otros espacios, con mayor calidad y con otro tipo de herramientas a las que no se tiene acceso en su lugar originario y donde las mujeres parecieran no tener el derecho de estudiar más allá de la primaria o secundaria.

Ingresó a la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP y es ahí donde surge la idea de fusionar su gusto por la investigación y por el cine documental. Después de tres años de realización, presentó su trabajo titulado Toxnet como parte de su examen profesional.

Su documental fue grabado en la comunidad de Toxtla, municipio de Chiconcuautla, uno de los pueblos con mayor grado de marginación en el estado de Puebla.  En este narra cómo en 2015 llega un cibercafé con internet satelital, al tiempo que las personas de la comunidad, todas ellas hablantes del náhuatl, cuentan las ventajas y desventajas de la llegada de este tipo de tecnología.

“En el documental yo soy la directora y productora; la Facultad de Comunicación es la productora ejecutiva porque nos proporcionó el equipo de grabación”;  en la fotografía participaron sus compañeros Jordi Montiel y Luis Tejeda. Una de las limitantes era que le gente no conocía este tipo trabajo, así que en 2017, con la carpeta de producción, Zahira buscó personas que accedieran a dejarse grabar. En 2019 fue la última etapa de co-producción y más de 10 horas de grabación se comprimieron en 24 minutos.

“Lo hice para la comunidad y también para otras personas que a veces no estamos muy interesados en saber lo que pasa más allá de nuestro entorno inmediato”, porque si bien en las ciudades la gente está acostumbrada a la tecnología porque está a nuestro alcance, hay lugares que no cuentan con esta y su llegada da un giro en los estilos de vida.

En su opinión, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son una herramienta para que las y los estudiantes puedan tener un mejor desempeño escolar, encuentren más información y no se queden con lo que tienen a la mano, pues debido a la marginación es muy limitado. Al mismo tiempo, hay algunas desventajas que las personas en el documental mencionan, como jóvenes que buscan pornografía o formas de drogarse, que se reflejarán en algún momento en la vida comunitaria.

Las TIC y la revitalización de las lenguas

Para Zahira Aldana, “otra ventaja de las TIC es que se puede ejercer el libre derecho a expresarse, los jóvenes que tienen redes sociales se llegan a comunicar a través de náhuatl, también en español, cada quien decide qué lengua usar”. En internet, subraya, hay traducciones al inglés, al francés, al chino, pero no encontramos tanto material o toda esa tecnología en un idioma indígena, como el náhuatl, que es la segunda lengua más hablada en México.

Para Zahira, la barrera más grande de las personas que hablan una lengua indígena es la discriminación: hace falta respeto y empatía por la diversidad en el estado, en México y en el mundo. “Muchas veces se hacen programas para revitalizar las lenguas pero no están contextualizados, esto complica la comunicación y la comprensión entre las personas”.

Por ello, considera que esta falta de respeto a la diversidad va a provocar que las lenguas se pierdan y con ella se extingan conocimientos ancestrales, pues las comunidades indígenas tienen otra forma de concebir el mundo. “Podría ser un problema de colonización de la tecnología, pero al final eso también es parte de una discriminación”.

Por ahora, Zahira está trabajando con la logística para que en un espacio comunitario se presente Toxnet. “El documental será sacado al público después de mostrarlo a la comunidad, que es un objetivo desde el inicio del proyecto”.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Jueves 20 de febrero de 2020.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter