EU e Irán sacuden mercado petrolero; mezcla mexicana repuntó 2.21 dólares por barril Featured

En Iraq, partidarios musulmanes chiitas paquistaníes quemaron banderas de EU e Israel para condenar el asesinato de Soleimani. Foto: AP En Iraq, partidarios musulmanes chiitas paquistaníes quemaron banderas de EU e Israel para condenar el asesinato de Soleimani. Foto: AP


El comportamiento de los precios del barril de crudo dependerá de la respuesta iraní ante las agresiones, indican expertos; el impacto en el costo de las gasolinas no sería inmediato


Ciudad de México.- La posibilidad de una guerra derivada del conflicto entre Estados Unidos e Irán ya tuvo consecuencias de sangre y en la geopolítica, pero aún falta ver qué dimensiones tendrá en lo económico, con base en la producción del crudo.

El bombardeo de EU registrado el jueves pasado en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Bagdad, en el cual murió el general iraní Qasem Soleimani, ya tuvo un efecto inmediato en los precios del barril de petróleo en los mercados internacionales, ya que ayer cerraron con un aumento significativo.

México y su economía no están al margen de lo que sucede en Oriente Medio. Ayer, el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) registró un aumento 3.9% en un solo día. De acuerdo con Pemex, el crudo nacional se comercializó en 58.88 dólares por barril, casi 2.21 dólares más por cada uno, en comparación a los 56.67 dólares que logró al cierre del jueves pasado.

Arturo Carranza, experto del sector petróleo y de energía, aseguró que el comportamiento de los precios del petróleo dependerá de la respuesta de Irán ante los ataques de Estados Unidos.

Indicó que el incremento de los precios del crudo sí tendría un impacto en los precios de las gasolinas, aunque este efecto no se materializaría de forma inmediata.

Para este año, la Ley de Ingresos prevé una producción de petróleo crudo de un millón 951 mil barriles diarios, y pronostica en 49 dólares el precio por barril.

Petróleo al alza por ataques

El conflicto entre Estados Unidos e Irán, y la posibilidad de una guerra entre ambas naciones, han tenido un efecto inmediato en los precios de petróleo en los mercados internacionales, pues ayer cerraron con un aumento significativo.

Ante esta situación el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) registró, en solo un día, un aumento de 3.9%.

De acuerdo Petróleos Mexicanos (Pemex), el crudo nacional se comercializó en 58.88 dólares por barril, casi 2.21 dólares más por cada barril en comparación a los 56.67 dólares que logró al cierre del jueves pasado.

Ante esta situación, Arturo Carranza, experto del sector petróleo y de energía, aseguró que el comportamiento de los precios del petróleo dependerá de la respuesta de Irán ante las amenazas de Estados Unidos.

Solo “si el país árabe toma medidas radicales es posible que la incertidumbre lleve al Brent a un nivel de 80 dls. por barril”, dijo.

Por ello, consideró que es poco probable que los incrementos continúen, toda vez que existe una sobreoferta de crudo que hasta ahora mantiene garantizado el abasto a los mercados internacionales.

No obstante, aunque la volatilidad de los precios dependerá en gran medida de las decisiones que tome Irán, el analista considera poco probable que se ataque a la infraestructura petrolera estratégica, pues esto podría tener mayores costos para el mencionado país.

En la medida en que se espera que el alza de los precios del petróleo sea pasajera, el impacto para México es menor. En todo caso, si la incertidumbre aumenta y los precios mantienen su tendencia al alza, las finanzas públicas podrían verse beneficiadas por las exportaciones del petróleo mexicano”, aunque en una menor medida debido, en comparación a años pasados, pues ahora se depende un poco menos de los ingresos petroleros.

Es importante mencionar que México cuenta con coberturas que le permiten reducir la exposición al riesgo, que impactos como este, tienen en las finanzas públicas. “Estos eventos son una oportunidad para reflexionar sobre la necesidad de dejar de depender de los ingresos petroleros para financiar el gasto público.”

Carranza reconoció que el incremento de los precios del crudo sí tendrían un impacto en los precios de las gasolinas, aunque este efecto no se materializaría de forma inmediata.

En el caso del crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) se comercializó en un promedio de 63.03 dólares por barril, lo que significó un aumento de 3.02% o 1.85 dólares más por cada bidón, en comparación a los 61.18 del jueves pasado.

Excélsior
Nayeli González
Ciudad de México
Sábado 4 de de enero de 2020.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter