Ena Gilda Melgar

Una de sus películas está en mi lista de favoritas de todos los tiempos. Es de ésas que se ven una y otra vez, y no se pierde el asombro ni la fascinación.

Y es que, para mí, “Match Point” (ganadora del Globo de Oro a la mejor película en 2006), protagonizada por Scarlett Johansson y Jonathan Ryes Meyers, encarna la maestría de Woody Allen y es la prueba irrefutable de que no sólo filma comedias románticas de enredos. Este drama de género oscuro obtuvo las mejores críticas de la prensa especializada y es considerado por el mismo cineasta como uno de sus mejores trabajos, junto con “Annie Hall” y “La rosa púrpura del Cairo”.

Sé bien que para algunos sus películas son un cliché, algo así como un disco rayado que sólo cambia de actores y locación. Los fans creemos que en cada una hay sutilezas de fondo y forma, así como un personaje principal perfectamente perfilado, lo que le da a cada una un valor particular.

Acepto que sus obsesiones aparecen de forma recurrente: protagonistas femeninas jóvenes y caucásicas, personajes de varones tímidos o poco agraciados, ambientación de clases altas o de élites, familias judías, trastornos mentales, desencuentros amorosos, enredos y malentendidos, vidas cruzadas, terapeutas y Nueva York, siempre Nueva York. Pero justo todo eso es la “marca” del cineasta.

Acerca de su obsesión con las jovencitas, es un hecho que el director selecciona casi sólo a las actrices jóvenes de moda para para protagonizar sus cintas. A cada una de las divas rubias que encantan a Hollywood las ha llevado a sus historias justo en el momento cúspide de sus carreras.

Scarlett Johansson, quien saltó a la fama gracias a Sofía Coppola con “Perdidos en Tokio”, con sólo 20 años de edad, fue la musa perfecta de su mejor película, actuando un rol de “caza maridos”, el mismo que protagonizó más tarde en “Vicky Cristina Barcelona”.

A partir de este siglo, también han sido musas de Allen las bellas Naomi Watts, Cate Blanchet, Marion Cotillard, Emma Stone, Blake Lively y Carla Bruni.

En septiembre de 2018, el revuelo del movimiento “Mee too” puso nuevamente en el foco mediático las acusaciones contra Allen en torno al supuesto abuso sexual hacia su hija adoptiva Dylan Farrow cuando ésta tenía 7 años.

Aunque tras el juicio resultó absuelto, el estreno de su nueva película, “Un día lluvioso en Nueva York”, se ha visto opacado por la sombra de la acusación.

En una entrevista concedida a “France 24” en septiembre pasado, el director negó los abusos contra su hija.

"He trabajado con cientos de actrices y ninguna de ellas se ha quejado de mí. Ni una sola queja. He contratado mujeres por años y siempre les he pagado igual que a los hombres", se defendió.

Lo cierto es que, a sus 83 años, sigue apostando por su probada fórmula de comedia romántica de enredos, ahora, otra vez con los actores de moda. Los protagonistas de “Un día lluvioso en Nueva York” son el guapísimo Timothée Chalamet y la encantadora Elle Fanning. Y esta vez el reparto incluye a dos prototipos latinos: Selena Gómez y Diego Luna.

Si las acusaciones de abuso y pederastia en su contra son ciertas, no disculparé al hombre.

Mientras tanto, permítanme celebrar al cineasta que vuelve con su magia para regalarnos una más de sus historias de enredos de amor. Déjenme gozar otra vez de Allen, otra vez de Nueva York.

"Un día lluvioso en Nueva York", Woddy Allen (2019),Estados Unidos, será presentada en la 67 Muestra Internacional de Cine que se estrena hoy, en la Cineteca Nacional.

Diplomada en Pastelería y Panadería. Gilda Melgar está siempre en busca del gozo culinario. Pone el ojo y el diente en nuevas propuestas para disfrutar y compartir su saber a través de los placeres de la mesa. A través de la literatura y del cine, evoca sensaciones y memorias gastronómicas que liga con sus recomendaciones.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Puebl@Media
Ena Gilda Melgar
Ciudad de México
Viernes 15 de noviembre de 2019.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter