Para crecer, México debe corregir desequilibrios estructurales

Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM. Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

Con un campo abandonado, industrias poco competitivas, un mercado interno frágil y distribución desigual del ingreso, entre otros

En tanto no se corrijan los desequilibrios estructurales provocados por un campo abandonado, industrias poco competitivas, un mercado interno frágil, la distribución desigual del ingreso, una política monetaria orientada al control de la inflación y un gasto público que no responde a las necesidades de expansión, el crecimiento de México está condenado a ser bajo, advirtió Armando Sánchez Vargas, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

Una política de cambio estructural real debe equilibrar el alto coeficiente de importaciones, pues de lo contrario, toda estrategia relativa generaría déficits en la cuenta corriente con riesgo de una crisis financiera interna, expuso el coordinador de Análisis Macroeconométrico Prospectivo (CAMP) de la misma entidad universitaria.

En la presentación del modelo macroeconométrico del IIEc, informó que al cierre de 2014 la economía nacional registrará un crecimiento de hasta 2.3 por ciento, con cerca de 700 mil empleos generados. Además, se estima un incremento de 6.24 por ciento en las exportaciones y 3.86 en las importaciones.

En este marco, Verónica Villarespe Reyes, directora de la instancia universitaria, aludió a la pertinencia de la propuesta académica, con variables útiles para realizar distintas indagaciones.

En tanto, Eduardo Loría Díaz, coordinador del Centro de Modelística y Pronósticos Económicos (CEMPE) de la Facultad de Economía (FE), añadió que, en una situación global compleja, el crecimiento potencial de México es de entre dos y 2.5 por ciento.

En un escenario favorable, sustentado en el éxito de las reformas estructurales y un entorno social positivo, es probable alcanzar el 3.5 por ciento, aseveró.

De aumentar la inversión pública y privada podría incrementarse hasta 3.4 en 2016. Asimismo, la tasa de desempleo permanecerá en cinco por ciento el próximo bienio, con un déficit fiscal y niveles de deuda pública crecientes.

Estructura del modelo

Armando Sánchez, también coordinador del boletín del IIEc Situación y perspectivas de la economía mexicana, explicó que el modelo macroeconométrico es parte de un esfuerzo institucional para proveer de una herramienta científica encaminada a realizar pronósticos fundamentales que abonen a la toma de decisiones de política pública.

El sistema integra 70 ecuaciones y 30 identidades para estimar indicadores productivos, de precios, laborales, financieros, externos y del sector público a partir de datos nacionales y variables externas que modelan la economía global, como los índices del Nasdaq y Dow Jones, las calificaciones de Standard & Poor’s, las tasas de interés mundiales y el crecimiento de China, Estados Unidos o la Unión Europea, entre otras.

Con esta información pueden crearse escenarios distintos para pronosticar los efectos de los choques externos en la economía nacional, entre otros aspectos. El modelo ya está calibrado y probado, concluyó.

Puebl@Media
Ciudad de México
Domingo 07 de diciembre de 2014.

Rate this item
(1 Vote)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter