FGR pide ayuda a Interpol para localizar a Carlos Romero Deschamps Featured

Carlos Romero Deschamps, ex líder del sindicato petrolero. (Cuartoscuro. Archivo) Carlos Romero Deschamps, ex líder del sindicato petrolero. (Cuartoscuro. Archivo)


La Fiscalía pidió la intervención de Interpol

Romero Deschamps acumula denuncias

El ex líder del sindicato petrolero puede estar en el país, pero hasta el momento no es localizable, dijo una fuente del gobierno.


La Fiscalía General de la República (FGR) pidió ayuda a Interpol para dar con el paradero de Carlos Romero Deschamps, ex líder sindical de Pemex, quien renunció al sindicato petrolero en medio de investigaciones en su contra por corrupción, dijo el sábado a Reuters una fuente del gobierno.

A mediados de octubre, Carlos Romero Deschamps dejó la secretaría general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), un cargo que ocupó desde 1993.

Autoridades confirmaron a MILENIO que Carlos Romero Deschamps dejó el país en los cinco días posteriores a su renuncia.

"La Fiscalía pidió la intervención de Interpol", aseguró a Reuters el funcionario que solicitó el anonimato por no estar autorizado a declarar. La fuente no confirmó que Romero haya abandonado el país: "Puede estar aquí pero no está localizable", dijo.

La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) no estuvo inmediatamente disponible para comentar el asunto. En la página web de Interpol aún no aparecía Romero Deschamps como buscado.

¿De qué se le acusa a Carlos Romero Deschamps?

Sobre Romero, de 76 años, pesan al menos dos denuncias por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Por años, el ex diputado y ex senador del PRI ha sido señalado de presunta corrupción y de usar los fondos del sindicato para enriquecerse. Sin embargo, nunca fue acusado formalmente.

Romero Deschamps acumula denuncias

Además de las dos denuncias por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero contra Carlos Romero Deschamps, a las que se refirió el presidente Andrés Manuel López Obrador, hay decenas más acumuladas durante los 26 años que estuvo al frente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM).

Una de tantas y la única contra Romero Deschamps, el Comité Ejecutivo General y los 36 secretarios seccionales, fue presentada y ratificada el 15 de marzo de 2018 por Raúl Romero Maldonado y José Vega Barragán, dos jubilados sindicalizados quienes acusan al dos veces senador (1994-2000 y 2012-2018) y tres veces diputado federal (1979-1982, 1991-1994 y 2000-2003) de prevaricato y fraude.

Año y medio después siguen esperando que el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, dé curso a esta querella, pese a haber sido presentada el año pasado ante el entonces encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, Alberto Díaz Beltrán.

Las acusaciones contra Romero Deschamps son por violaciones sistemáticas a la ley interna del STPRM, la desaparición del Fideicomiso para la Construcción de Vivienda y el Fondo Laboral Petrolero, la disminución laboral y la pérdida de los derechos adquiridos.

Desde entonces han pedido respuesta por parte de la visitadora general de la FGR, Adriana Campos López, a quien presentaron su denuncia por escrito, radicada con el número 390/2018. Le expusieron que “no se ha dado el debido seguimiento en el proceso de investigación”.

Entre las denuncias más escandalosas contra Romero Deschamps está la presentada por sindicalistas en enero de 2002, a poco más de un año de que arrancara el sexenio de Vicente Fox, por presunto desvío irregular de mil 500 millones de pesos de Pemex vía el STPRM, a la campaña presidencial del priista Francisco Labastida Ochoa en el año 2000. Al caso se le conoce como el Pemexgate, del cual Romero Deschamps y coacusados salieron exonerados en 20016, por falta de pruebas.

“¿Qué pasó en el Pemexgate? Que Romero Deschamps pacta con la administración de Vicente Fox para evitar ir a la cárcel y le mienten al juez porque elaboran un mecanismo en el que resulta que el dinero que le dieron en el Pemexgate acepta Romero Deschamps que no era un pago indebido sino un préstamo al sindicato. Para esto modificaron el contrato, la cláusula 271, para que pudiera Pemex prestarle al sindicato los mil 500 millones de pesos”, dice Romero Maldonado a Proceso.

“Con eso consigue liberarse de la detención y vuelve a ser senador de la República, junto a Ricardo Aldana y Manuel Limón –a quien nombraron sustituto tras la renuncia de Romero Deschamps–. Estamos hablando de más de 20 mil funcionarios sindicales involucrados”, añade.

Para el jubilado del STPRM, con el Pemexgate Romero Deschamps logró que lo protegieran los expresidentes Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, a quienes también citan en su denuncia.

Según Romero Maldonado, Pemex debió cobrarle los mil 500 millones desviados en el Pemexgate a Romero Deschamps e implicados y no al STPRM, que al final le pagó a Pemex a cambio de que los aludidos no pisaran la cárcel.

“Pero ¿qué hicieron? Permitieron que Pemex embargara las cuotas sindicales hasta 2031. Entonces ¿de qué vive el sindicato?”, inquiere.

Para Romero Maldonado, Vega Barragán y su abogado, José Gilberto Salazar Velasco, López Obrador “no tiene la información precisa” sobre las denuncias contra Romero Deschamps.

Salazar Velasco cuenta que el 19 de enero de 2019 le presentó una carta a López Obrador, en calidad de asesor jurídico de Romero Maldonado y Vega Barragán, y tenía 90 días para dar respuesta a la carta que alude a la carpeta de investigación 390/2018, que se abrió, precisamente, con motivo de su denuncia.

El fondo perdido

Los denunciantes y su abogado cuentan que en 1938, tras la expropiación petrolera, se acordó darle 4% de las ganancias a los petroleros, pero en el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado, con el entonces secretario general del STPRM, Salvador Barragán Camacho, se acordó reducirlo a 2% con la condición de que comenzara la privatización de Pemex.

“¿Qué pasó? Pues le pagaban al sindicato una cuota como si fueran trabajadores. Ese era el 2%.  Ese dinero es patrimonio sindical y los propietarios son los socios sindicales, no los funcionarios sindicales”, señala el litigante.

A esto le suma que en 1989, cuando Barragán Camacho estaba en la secretaría general del STPRM, Joaquín Hernández Galicia, La Quina, anunció que ya no pagarían cuotas sindicales porque el STPRM tenía 50 mil millones de pesos en sus arcas.

“Ese patrimonio, que fue el pago de los contratistas para poder laborar en Pemex, les corresponde a sus legítimos propietarios, que son los socios sindícales. El dinero sí existe, pero no los pudo cobrar ni Carlos Romero Deschamps”, asegura Salazar Velasco.

“Está en varios países. Está en Inglaterra, Estados Unidos y México, pero desde hace 30 años que eran 50 mil millones de pesos, ahorita estamos hablando de 250 mil millones de pesos. De ahí, los socios sindicales tienen solvencia económica para financiar a Pemex con 70 mil millones de pesos sin ningún problema y a las demás empresas filiales que necesiten”, añade.

Por eso el abogado recalca que están pidiendo una audiencia con López Obrador, para entregarle la información sobre ese dinero.

“Si hace poco financiaron a Pemex con 5 mil millones de pesos, aquí se tiene la capacidad de financiarlo con 70 mil millones de pesos, que es lo que necesita para transformarse, ponerse a la vanguardia a nivel mundial y transformar al país”, considera.

Las dos denuncias

El 23 de julio de 2019 el periódico Reforma informó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) presentó dos denuncias contra Romero Deschamps, su esposa Blanca Rosa Durán, sus hijos Paulina, Alejandro y Juan Carlos Romero Durán, la esposa de éste, María Fernanda Ocejo Garrido, así como la hijastra de María Esther Romero Deschamps, hermana de Carlos, la señora Ana Luisa Aguinaco Romero.

Las acusaciones son por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, incluidas en la carpeta de investigación FED/FECC7FECC-CDMX/66/2019 de la Fiscalía Anticorrupción de la FGR.

Según la información, difundida a cuenta gotas desde el viernes 11, el vicepresidente de Supervisión de Procesos Preventivos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Sandro García Rojas, recibió el oficio 110/E/445/2019, congeló las cuentas bancarias de Romero Deschamps y su parentela desde el lunes 14.

La UIF informó que encontraron depósitos, operaciones con cheques y transferencias electrónicas mediante el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios entre los familiares de Romero Deschamps, sin que se pueda justificar el origen o el destino de los mismos.

Las demandas contra Romero Deschamps y sus parientes fueron presentadas durante la reestructuración del contrato colectivo de trabajo y del aumento salarial anual con Pemex. Este año fue la primera vez que no hubo negociación contractual, principalmente económica y en beneficio de Romero Deschamps y sus huestes.

El pasado 31 de julio Romero Deschamps se despidió de sus agremiados sin decirles que el contrato colectivo de trabajo para 2019-2021 es el mismo que el acordado para el periodo 2017 -2019, con una modificación: la eliminación de la controvertida cláusula 251 bis, mediante la cual se entregaban 188 millones 764 mil 800 pesos a 73 miembros del Comité Ejecutivo General del STPRM (Proceso 2231).

Reuters
Proceso
Ciudad de México
Sábado 26 octubre 22019.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter