Exconvento de Las Clarisas, ejemplo de rescate cultural integral Featured

Con la rehabilitación de este inmueble del siglo XVII son 39 los catalogados al resguardo de la BUAP. (Especial) Con la rehabilitación de este inmueble del siglo XVII son 39 los catalogados al resguardo de la BUAP. (Especial)


Con la rehabilitación de este inmueble del siglo XVII son 39 los catalogados al resguardo de la BUAP


Con la entrega del exconvento de Las Clarisas, hoy Casa del Libro “Gilberto Bosques Saldívar”, la BUAP refrenda su vocación en la preservación del patrimonio arquitectónico del estado. Así, con la rehabilitación de este inmueble del siglo XVII suman 39 los edificios catalogados al resguardo de la Institución: un ejemplo de rescate cultural integral.

        La recuperación del exconvento de Las Clarisas y edificio anexo, que hoy albergará  actividades de docencia, posgrado, investigación, vinculación  y difusión, representó la rehabilitación de 3 mil 438 metros cuadrados, a cargo de la Dirección de Infraestructura Educativa de la BUAP.

       Este histórico inmueble, fundado en 1607 con el templo y convento de las monjas de Santa Clara y consagrado por primera vez en 1647, albergará distintos repositorios como la bibliohemeroteca “Ernesto de la Torre Villar”, la Unidad de Información Hemerográfica y Documental, así como el Laboratorio de Imagen y Memoria para la Investigación Social, del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades; además la mapoteca histórica “Dr. Jorge A. Vivó Escoto”, del Instituto de Ciencias, y la librería FCE-Educal.

        En esta tarea de rescate integral se conservó el estilo arquitectónico original, con su cubo de zaguán que conduce a corredores en forma de U y patio principal enlajado. También incluyó el edificio anexo, de los años 60 del siglo pasado, con diseño y distribución funcionalista. La tipología original conventual no se conserva, debido a que fue alterada al estilo neocolonial con lambrines de petatillo con azulejo.

        Para la conservación del histórico edificio se realizaron trabajos de mantenimiento de acabado existente de fachada principal e interiores, consolidación en las argamasas de cornisas y frisos, limpieza de elementos de cantera, restauración del portón principal de fachada, mantenimiento de vidrieras originales de herrería en plantas baja y alta, así como rescate de vestigios encontrados de pintura al temple en muros y bóvedas de la planta alta.

       En la planta baja del inmueble, que consta de mil 214 metros cuadrados, se alojan la bibliohemeroteca “Ernesto de la Torre Villar”, repositorio y sala de lectura, la Librería FCE-Educal y la mapoteca “Dr. Jorge A. Vivó Escoto”. Mientras que en los mil 148 metros cuadrados de la planta alta, salones de seminario, tutoriales y de usos múltiples. En la azotea, el Laboratorio de Imagen y Memoria para la Investigación Social.

      En el edificio anexo hay tres niveles. En la planta baja se ubica la Unidad de Información Hemerográfica y Documental, y un área administrativa. En el primer nivel, la oficina editorial del ICSyH. En el segundo nivel, seis dormitorios y sala de lectura.

      Las intervenciones consistieron en la sustitución de losas de terrado con vigas de maderas por losas de vigueta y bovedilla de poliestireno en entrepiso y azotea; consolidación del sistema de bóveda catalana con rieles de elementos estructurales, como muros, arcos y losas de concreto existentes.

      Al reforzamiento de elementos estructurales, se sumaron la colocación de nuevas instalaciones hidráulicas en ramales de alimentación y líneas de distribución, sistema de electro niveles, así como eléctricas que incluyen luminarias de tecnología LED y faroles de fierro colado y forjados en pasillos y fachadas. Así también, sistemas de aire acondicionado, voz y datos, detección de humo, video vigilancia y alarmas.

      Cabe destacar que en el primer patio de la planta baja se reutilizó la cantera original, se dio mantenimiento a la viguería de madera existente en planta baja y alta, así como a las vidrieras originales de madera, y en la azotea se colocó  un sistema de impermeabilización.

       El exconvento de Las Clarisas, afectado por los sismos de 1667 y 1711, sobreviviente de otros a lo largo del tiempo, así como a transformaciones físicas durante el siglo XIX, nuevamente albergará actividades, esta vez como Casa del Libro “Gilberto Bosques Saldívar”, para el desarrollo de la investigación, la docencia, los posgrados, la difusión y la vinculación.

       Para ello, el edificio ubicado en la 6 Oriente número 203,  dispone de salones para tutoriales y actividades de los consejos editoriales de los nueve posgrados del ICSyH; un área que será la sede de un seminario permanente sobre la historia del libro y su importancia como instrumento de divulgación del saber y las ideas, además de áreas de lectura y espacios donde se fomente esta actividad.

         Se proyecta, además, un amplio programa de fomento a la lectura, como parte de una estrategia de vinculación y difusión, cuyo fin es alentar la imaginación, desarrollar nuevas sensibilidades e impulsar la ciencia y la tecnología en las nuevas generaciones.

Puebl@Media
Ciudad de Puebla
Miércoles 2 octubre 2019.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter