El Área 51 en Estados Unidos y la justificada teoría de la conspiración Featured

El Blackbird es uno de los aviones espía de la Fuerza Aérea de EE.UU. Foto: Getty Imágnes El Blackbird es uno de los aviones espía de la Fuerza Aérea de EE.UU. Foto: Getty Imágnes


Área 51: qué fue el Proyecto Aquatone que dio origen a esta base militar secreta

Desde hace décadas, el Área 51 ha logrado mantenerse en el mayor de los hermetismos que contribuyó a que surjan teorías de la conspiración a su alrededor. ¿Para qué se creó, cuál fue su primer proyecto y por qué inspira a los fanáticos de los extraterrestres?

El Área 51 es una fuente inagotable de llamativas teorías de la conspiración, pero lo que en realidad ha ocurrido ahí no es menos fascinante.

El secretismo que rodea esta base militar ubicada en medio del desierto de Estados Unidos es, probablemente, lo que más alimenta su leyenda.

Quienes estudian el Área 51 dicen que los mitos alienígenas que se han tejido en torno a ella sirvieron a los militares y a las agencias de inteligencia para desviar la atención de lo que realmente sucede en sus instalaciones.

¿Para qué se creó el Área 51, cuál fue la primera de sus misiones y por qué los experimentos que alberga se prestan para toda clase de especulaciones?

Campo de entrenamiento

El Área 51 se creó en plena Guerra Fría, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética se mostraban los dientes y solo estaban a la espera de ver quién se atrevía a golpear primero.

Estados Unidos necesitaba un lugar aislado y seguro para probar las armas con las que enfrentarían a los rusos, así que el entonces presidente Dwight D. Eisenhower aprobó que una zona en el desierto de Nevada se utilizara como laboratorio y campo de entrenamiento secreto de la Fuerza Aérea.

De este modo nació la base militar en el Área 51, un terreno de más de 12.000 km2 cerca de zonas donde se realizaban pruebas nucleares.

Misiones de espionaje

En 1955, el gobierno eligió al Área 51 para ensamblar y probar el Lockheed U2, un avión espía al que apodaban la "Dama Dragón".

Así nació el Proyecto Aquatone, que, según un documento desclasificado de la CIA, tenía el objetivo de hacer vuelos de reconocimiento de "23 objetivos de prioridad extremadamente alta en la Unión Soviética".

Un documento de la CIA del 3 de febrero de 1958 afirma que cinco U2 serían los encargados de esta misión.

El sigiloso U2 podía volar a más de 20.000 metros de altura y tomar fotografías en alta resolución en los límites de la estratósfera.

Para hacer frente a las suspicacias, el gobierno afirmaba que el avión hacía mediciones meteorológicas, pero en realidad volaba en busca de arsenal nuclear soviético.

En las décadas de los 50 y 60, el U2 voló en misiones de vigilancia y reconocimiento sobre la Unión Soviética, China y Cuba, donde en 1962 confirmó la presencia de misiles soviéticos en la isla.

El U2, sin embargo, no era infalible.

El 5 de mayo de 1960, la Unión Soviética informó que había derribado un U2 que sobrevolaba su territorio, lo que fue considerado un "acto agresivo" de parte de EE.UU.

A partir de los años 80, la NASA comenzó a utilizar aviones U2 modificados para la recolección de datos atmosféricos.

Hermetismo

El U2 es uno de los aviones espías más famosos de la historia, pero no fue el único protagonista en el Área 51.

Otras poderosas aeronaves como el A12 Oxcart y su sucesor el SR-71 Blackbird, así como el sigiloso F-117, también hicieron maniobras en medio del desierto de Nevada.

Le puede interesar: Justin Trudeau: las imágenes "racistas" del primer ministro de Canadá que ponen en peligro su reelección

El Oxcart era prácticamente indetectable. Podía volar de costa a costa de EE.UU. en solo 70 minutos, a una velocidad supersónica de 2.350 km/h y tomar fotos en alta resolución desde 27.000 metros de altura.

Todas las pruebas realizadas en el Área 51 eran secretas, incluso quienes participaban en ellas tenían información limitada.

Y ese hermetismo fue el cóctel perfecto para que se crearan las teorías de conspiración relacionadas con ovnis y extraterrestres.

La leyenda ovni

Varios de los aviones que se probaban en la base volaban tres veces más alto que un avión comercial y a velocidad supersónica.

El coronel Hugh Slater, quien trabajó en la base, afirma que el Oxcart, por ejemplo, realizó en la década de los 60 2.850 vuelos de prueba.

Cuando los pasajeros y pilotos de aviones comerciales que volaban por la zona veían al Oxcart y a otros aviones supersónicos en acción, gritaban "como locos" y avisaban a la torre de control pensando que era un ovni, según contó Slater en un documental de National Geographic.

Según la CIA, el 50% de los avistamientos de ovnis en el Área 51 en los años 50 y 60 se debieron a vuelos de espionaje.

Annie Jacobsen, autora del libro "Área 51: Una historia sin censura de la base militar secreta de Estados Unidos", afirma que la CIA sacó ventaja de la confusión y el revuelo que causaban estos avistamientos.

"La CIA se benefició de esa desinformación al alimentar una mitología alienígena", le dijo Jacobsen a la BBC.

Para la CIA podía resultar mejor que la gente estuviera pensando en extraterrestres en vez de estar pendientes de sus verdaderas labores de inteligencia.

Lo que se sabe del Área 51 se debe en gran parte a que en 2013 el gobierno de EE.UU. liberó unos documentos en los que dejaba entrever qué es lo que ocurre en su interior, pero desde entonces sigue siendo un misterio qué otros experimentos se realizan ahí.

Lo único cierto es que nadie ha mostrado evidencia de que haya extraterrestres en el Área 51, ni en ninguna parte del mundo… al menos, por ahora.

¿Qué es el Área 51 y por qué causa tanta fascinación?

Más de un millón de personas se han citado por Facebook para ‘invadir’ la base militar ubicada en el desierto de Nevada, en donde supuestamente se esconden los secretos sobre la existencia de extraterrestres. Pero ¿qué hay realmente en este lugar?

Los mitos sobre la existencia de ovnis y aliens en una base militar ubicada en el desierto de Nevada, en una zona a la que llaman Área 51, se remontan a varios años atrás. El cine, las teorías de la conspiración y el hecho de que en 2013 el gobierno de Estados Unidos reconoció que allí, en efecto, había una base secreta de la Fuerza Aérea han alimentado los rumores.

Pero este año, y debido a una iniciativa de varias personas a través de Facebook, que planean ‘invadir a la fuerza’ este lugar para descubrir la existencia de vida extraterrestre al mundo, la cosa se ha puesto color de hormiga. Y es que lo que parecía ser una pequeña broma en redes sociales ha tomado fuerza y ya más de medio millón de personas se han unido al evento, que se llevaría a cabo el próximo 20 de septiembre.

Más allá de que un millón de personas logren penetrar por la fuerza en una instalación militar estadounidense, algo realmente improbable, el evento ha puesto a muchos a hablar sobre este lugar, que está ubicado cerca de Groom Lake, un salar.

¿Qué es el Área 51?

En 2013, la CIA desclasificó varios documentos en los que reconocía que cerca del salar había una base de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. En este lugar, que comenzó a funcionar como pista de aterrizaje durante la Segunda Guerra Mundial, vieron la oportunidad perfecta de adelantar operaciones ultra secretas de espionaje o de vigilancia aérea durante la Guerra Fría, como U-2 y Oxcart, en las que utilizaban aviones de vigilancia de gran altitud. Los primeros programas comenzaron en 1955 y envolvían a la fuerza aérea y a la CIA.

¿Por qué se llama Área 51?

Aunque no se sabe a ciencia cierta, la razón más aceptada tiene que ver con la Guerra Fría. Durante los años sesenta, el gobierno de Estados Unidos utilizó las extensiones del desierto de Nevada para hacer pruebas nucleares. Para eso dividió toda la zona en varias áreas, y al lugar en donde estaba la base aérea secreta se le designó el número 51. De ahí se habría popularizado el nombre.

¿Por qué se dice que en el Área 51 hay ovnis y extraterrestres?

Las operaciones de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y de la CIA en la zona de Groom Lake eran secretas, pero muy cerca quedaba una base área llamada Nellis. Varios de los pilotos que trabajaban allí vieron de lejos los aviones de vigilancia aérea que se movían por el Área 51 y cuando avisaban a la torre de control o a sus superiores, estos les decían que lo habían visto era un asunto de seguridad nacional y les hacían firmar documentos de confidencialidad. De allí se corrió la voz acerca de supuestos avistamientos de naves extraterrestres, cuando en realidad eran aviones de espionaje estadounidense.

Ayudó a aumentar los rumores el hecho de que estas naves alcanzan grandes alturas. Tanto, que los pilotos muchas veces tienen que usar trajes especiales.

Se dice que allí el gobierno desarrolla tecnología extraterrestre y programas en donde experimentan con viajes en el tiempo.

Para completar, en 1989 un supuesto físico llamado Robert Lazar les dijo a los medios de comunicación que había trabajado en el Área 51 y que el gobierno usaba la base ubicada allí -de la que en ese momento no se tenía confirmación- para vigilar naves extraterrestres. Incluso llegó a decir que allí había visto fotos de autopsias hechas a alienígenas.

En contexto: “En el universo debe haber abundante vida”

Su testimonio luego fue desacreditado, pues las universidades donde supuestamente estudió no tienen registros sobre él y nadie en la comunidad científica lo conoce, pero junto al secretismo respecto a la zona y a lo que habían visto algunos pilotos cerca de allí, sirvió como caldo de cultivo para que las teorías se popularizaran.

¿Qué dicen las teorías de conspiración sobre el Área 51?

Se dice que en el área 51 el gobierno de los Estados Unidos estudió una nave alienígena que supuestamente recuperó en Roswell, Nuevo México, en 1947, y a sus ocupantes. Aunque en realidad lo que ocurrió en Roswell en los años cuarenta fue el accidente de un globo aerostático que pertenecía al Ejército.

También se dice que allí el gobierno tiene reuniones secretas con los alienígenas y desarrolla tecnología extraterrestre. Incluso hablan de programas en donde experimentan con viajes en el tiempo y tele transportación. A pesar de que no hay ninguna prueba concreta acerca de ninguna de estas teorías, el cine y la cultura popular han convertido estos locos rumores en algo que muchos ven como probable.

¿Qué han dicho los que conocen el Área 51 sobre ella?

Cuando se supo que casi un millón de personas habían aceptado el evento de Facebook para ‘invadir’ la base, algunos militares que han trabajado allí salieron a hablar sobre el sitio y lo que muchos se podrían encontrar si de verdad intentan entrar a la fuerza. El exmilitar Thornton Barnes, por ejemplo, escribió que estaba desconcertado: “serán detectados por todo tipo de sensores y cámaras, y seguramente habría numerosos efectivos militares esperándolos”.

La base no tiene cercas, pero llegar a ella es bastante imposible por las unidades militares y el clima desértico

Además, dice, no podrían hacerlo sin el equipo adecuado para sobrevivir en el desierto, sobre todo porque colinda con el sitio de pruebas de Nevada, en donde hubo cientos de explosiones nucleares durante la Guerra Fría.

“Además de defensores muy entrenados y motivados, los participantes pueden esperar unidades K-9 (caninas), helicópteros y vehículos terrestres armados -dijo-. Probablemente, nada complacerá más a los entrenadores y aprendices de Seguridad Nacional que poner a prueba sus habilidades frente a una banda de guerreros de videojuegos que intenta penetrar en una de las instalaciones militares más seguras del mundo”.

Otros de los visitantes han sido menos irónicos y han dado detalles sobre la zona: además de confirmar que allí no hay alienígenas ni extraterrestres, han dicho que la base no tiene cercas, pero que llegar a ella es bastante imposible, por las unidades militares y por el clima desértico. De hecho, para llegar allí no hay una carretera, y muchos de quienes trabajan en las instalaciones secretas, llegan en avioneta desde otras bases militares.

Lo que sí hay en Nevada es turismo dedicado a los extraterrestres. Ya sea por las teorías de la conspiración o por sacar provecho económico de la curiosidad de muchos viajeros, la zona habitada cerca del desierto está llena de lugares turísticos sobre alienígenas y ovnis. Tal vez allá lleguen muchos de los aventureros.

BBC
Arizona, Estados Unidos
Sábado 21 de septiembre de 2019.

El Blackbird es uno de los aviones espía de la Fuerza Aérea de EE.UU. Foto: Getty Imágnes

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter