El neoliberalismo, pero a la mexicana: “No sólo mamar, sino llevarse la vaca”. Emilio Lozoya y Alonso Ancira, complicidad en la corrupción y sobornos recibidos de Odebrecht. (Archivo) El neoliberalismo, pero a la mexicana: “No sólo mamar, sino llevarse la vaca”. Emilio Lozoya y Alonso Ancira, complicidad en la corrupción y sobornos recibidos de Odebrecht. (Archivo)


El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda señaló que tanto la Convención de Palermo como la de Viena y las leyes mexicanas, facultan a este organismo bloquear las cuentas cuando detectan alguna operación sospechosa.

Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda, confirmó que el congelamiento de las cuentas de Altos Hornos y de Emilio Lozoya se dio porque se detectaron “transferencias de forma presuntamente ilícita, que fueron desarrolladas por la empresa offshore de Odebrecht y por Altos Hornos de México, vinculadas evidentemente con el señor Lozoya”.

Un reportaje publicado en este sitio señala que en 2014 Altos Hornos de México realizó transferencias por 3.7 millones de dólares a la cuenta bancaria de la empresa Grangemouth Trading Company LP, una de las decenas de empresas fachada montadas por la constructora Odebrecht para distribuir miles de millones de dólares destinados a pagar sobornos. De esa misma cuenta de Grangemouth Trading salieron también los 5 millones de dólares transferidos a Zecapan SA, la offshore en donde se depositaron los sobornos dirigidos a Emilio Lozoya Austin, ex director general de Petróleos Mexicanos.

“Se detectaron operaciones con recursos de procedencia posiblemente ilícita vinculados con actos de corrupción, particularmente transferencias de recursos financieros que la empresa Altos Hornos de México depositó en una empresa filial, fantasma de Odebrecht, y a partir de ahí ese dinero llegó hacia las cuentas del señor Lozoya”, dijo este martes en #AristeguiEnVivo, previo a que se conociera la orden de aprehensión que se giró contra Lozoya y contra el dueño de Altos Hornos.

–Recordamos lo publicado en nuestro portal junto con Quinto Elemento, en agosto 2018, de precisamente una transferencia que se hizo por parte de la empresa de Alonso Ancira, un mes después de que Altos Hornos de México transfirió más de 3 millones 700 mil dólares a las cuentas de Grangemouth Trading Company, que es ya sin duda una firma offshore de la constructora Odebrecht… aquí lo que tenemos es el documento, la información, procedente de esas investigaciones desde el ámbito internacional, en donde la utilización de Grangemouth para la transferencia de Altos Hornos de México a estas cuentas que a su vez están relacionadas con Emilio Lozoya, según los dichos juramentados de los ejecutivos de Odebrecht, nos llevan a esta trama, te pregunto si lo que estoy aquí diciendo es exactamente lo mismo que llevó a la Unidad de Inteligencia Financiera a congelar estas cuentas-, le preguntó la periodista Carmen Aristegui.

-Sí, se trata de estas transferencias de forma presuntamente ilícita, que fueron desarrolladas por la empresa offshore de Odebrecht y por Altos Hornos de México, vinculadas evidentemente con el señor Lozoya-, respondió.

El congelamiento de cuentas bancarias a la empresa Altos Hornos de México (AHMSA) y a Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), obedece a le necesidad de que, al igual que en otros países, el caso Odebrecht tenga consecuencias en México, afirmó.

En entrevista para Aristegui En Vivo, Nieto Castillo recordó que hace una semana la Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó como servidor público a Lozoya Austin por diez años, debido a inconsistencias en su declaración patrimonial, y el pasado lunes, la Secretaría de Hacienda confirmó el bloqueo de las cuentas del exdirector de Pemex, y de AHMSA.

Asimismo, afirmó que la actuación de Hacienda también obedece a una cuestión ideológica de fondo, “que este caso de corrupción, que ha movido a América Latina, a España y países en África, tuviera consecuencias en México“.

“Tenemos un bloqueo de cuentas de las personas que se encuentran involucradas en este acto de corrupción”.

El funcionario aseguró que la intención del gobierno no es afectar a los trabajadores, por lo que se hará un análisis que le permita a las empresas efectuar los pagos a proveedores y a empleados.

“Las cuentas que fueron utilizadas para hacer estas transferencias de carácter ilícito, presuntamente vinculadas con actos de corrupción, van a ser objeto de una análisis mayor por parte de la Unidad”, indicó.

Nieto precisó que el bloqueo de las cuentas está relacionado a la “venta de la planta chatarra por parte de AHMSA a Petróleos Mexicanos, durante la administración de Lozoya, que ha resultado inútil y fue vendida a un sobreprecio y está catalogada como un acto de corrupción”.

En un comunicado, AHMSA calificó el bloqueo de sus cuentas bancarias por parte de la UIF como un acto “sin precedente, arbitrario y violatorio de todo derecho”.

El funcionario respondió que tanto la Convención de Palermo como la de Viena y la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, facultan a la UIF bloquear las cuentas cuando se detecta alguna posible operación con recursos de procedencia ilícita, entre los que se encuentran los obtenidos por actos de corrupción.

Sobre el tema, la periodista Alejandra Xanic comentó que, de acuerdo con documentos obtenidos durante una investigación periodística en 2017, Emilio Lozoya recibió pagos indebidos de Odebrecht.

“El año pasado nos llamó la atención que, en uno de esos estados de cuenta, de una compañía pantalla, que era parte de la estructura de lavado de dinero de Odebrecht, el sistema por el cual se canalizaban los sobornos, había un depósito de AHMSA”, abundó.

La periodista detalló que los tres pagos, que sumaban 3.7 millones de dólares, ocurrieron un mes después de que se anunció la compra de Agronitrogenados de México, en enero de 2014.

Expuso que los pagos fueron realizados a Grangemouth Trading, una empresa fantasma, que crea Olívio Rodrigues, quien es uno de los consultores externos de Odebrecht, que ayuda a montar todo el esquema secreto para canalizar los recursos; “es una empresa pantalla, con sede en Escocia, que no tiene empleados ni reportes de impuestos“.

Además, apuntó, Grangemouth fue la empresa que fue puente para enviar dinero a Zecapan S.A., que es la cuenta que presuntamente Emilio Lozoya le dio a Odebrecht para recibir sobornos de la constructora brasileña.

“Tenemos una coincidencia, una cuenta de banco con operaciones. En esa misma cuenta de banco aparecen las transacciones a Zecapan y a Ahmsa, y de Ahmsa a Grangemouth. Además, hay una coincidencia en los tiempos de la compra de Agronitrogenados de México“, explicó.

Xanic añadió que uno de los principales testigos del caso afirma que fue Emilio Lozoya quien le dio la cuenta de Zecapan.

“Lo que nos han dicho fuentes de la investigación es que se ha visto en muchos países, alrededor del mundo, que los esquemas de lavado que ofrecía Odebrecht al final eran utilizados para transferir recursos que venían de otras procedencias”, anotó.

Aristegui Noticias
Ciudad de México
Martes 28 de mayo de 2019.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter