Luego del sonoro fracaso de Moreno Valle con su Parque 7C en Cholula, una nueva ocurrencia viene a desestabilizar la frágil tranquilidad de la región. Foto Archivo Luego del sonoro fracaso de Moreno Valle con su Parque 7C en Cholula, una nueva ocurrencia viene a desestabilizar la frágil tranquilidad de la región. Foto Archivo

Gobierno del estado requiere liberar derechos de vía en al menos 35 hectáreas; inquietud por los ‘métodos persuasivos’ del gobernador panista

Puebla.- La Secretaría de Transportes de Puebla alista la construcción del Desarrollo Turístico Ferroviario Museo del Ferrocarril-Cholula con una inversión de 279 millones de pesos.

Se trata de un tren que irá del Museo Nacional del Ferrocarril, en Puebla, a la Zona Arqueológica de Cholula, en San Pedro Cholula; algunos tramos pasarán por San Andrés Cholula y Cuautlancingo.

El proyecto destaca que el desarrollo ferroviario rebasará los 17 kilómetros de longitud y requerirá liberar el derecho de vía en 35.24 hectáreas de terreno. Además de que tomará nueve meses su ejecución.

En la Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) presentado ante la Semarnat y consultado por El Economista, se indica que el proyecto contará con dos trenes preferentemente eléctricos y dos terminales, separadas por 17.24 kilómetros de vías.

Tendrá una capacidad para transportar a 300 personas por tren y por sentido, a una velocidad promedio de 35 kilómetros por hora. Dará sólo seis servicios al día en horario diurno.

El documento también establece que entre los principales objetivos del proyecto está el impulso al desarrollo socioeconómico de Puebla, conectando los principales centros urbanos, los atractivos turísticos de carácter histórico-cultural, logrando la integración regional y estatal con la dinámica económica del resto del país, promoviendo el turismo en la región y el desarrollo urbano, además de que vendrá a dar un nuevo impulso a las zonas arqueológicas y a los pueblos coloniales, creando un nuevo producto turístico para el estado.

Según la Secretaría de Transportes de Puebla las terminales serán edificaciones modernas “que rompan con el entorno” pero que, gracias a su diseño gráfico y al uso de la talavera, vincule a los sitios con la historia y cultura de Puebla.

Parte del proyecto, específicamente la terminal de Cholula, se erigirá dentro la zona arqueológica del mismo nombre, por lo cual requiere del aval del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), mismo que, de acuerdo con el alcalde de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano Arias, ya fue otorgado por el organismo, siempre y cuando no se realicen obras alternas de excavación en la zona que puedan afectar vestigios arqueológicos encontrados.

Afectaciones

También se lee en el documento que hay riesgos ambientales asociados al proyecto, por lo que el gobierno del estado se compromete a elaborar planes de mitigación para aminorar la afectación a las áreas verdes en las dos estaciones.

Igualmente se menciona que la línea de tren cruzará por dos ríos: Atoyac y Rabanillo, pero que no se deberá afectar el flujo de los cuerpos de agua y en la operación se eliminará la posibilidad de descargas de cualquier tipo de residuos.

Con la construcción del tren turístico Puebla-Cholula, que involucra a Cuautlancingo, el ayuntamiento de esta última localidad realizará acercamientos con los propietarios de algunos predios para obtener el derecho de vía que se necesite.

El edil Félix Casiano Tlahque, expuso a El Economista que la intención sería pagarles las tierras no a precio de valor catastral o comercial, sino algo intermedio, lo cual deje satisfechos a los propietarios y con ello se eviten conflictos sociales que frenen la obra.

El Economista
Jesús Vázquez
Miguel Hernández
Ciudad de Puebla, Mx
Sábado 22 de noviembre de 2014.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter