Print this page

Obras, despidos, expropiaciones y fideicomisos del morenovallismo, deuda onerosa: SFA Featured

Charbel Jorge Estefan Chidiac, secretario de Finanzas y Administración del gobierno del Estado dio a conocer en rueda de prensa el programa de austeridad del ejecutivo local. (Especial) Charbel Jorge Estefan Chidiac, secretario de Finanzas y Administración del gobierno del Estado dio a conocer en rueda de prensa el programa de austeridad del ejecutivo local. (Especial)


El Plan de austeriodad del gobierno del estado pretende ahorrar 150 millones de pesos.


Estefan Chidiac recalcó que los PPS “sí son deuda” y se deben revisar. Moreno Valle, en todo su sexenio y después, sostenía que ese esquema no representaba obligaciones de pago para el Poder Ejecutivo.


La Red Urbana de Transporte Articulado (Ruta), el Tren Turístico Puebla-Cholula y la deuda del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Puebla (Soapap), todos proyectos impulsados en el morenovallismo, representan una deuda onerosa para el gobierno estatal, por lo que sus contratos están siendo revisados, reveló el secretario de Finanzas y Administración, Charbel Jorge Estefan Chidiac.

En una rueda de medios, el funcionario agregó que también se revisa el Fideicomiso de Evercore -otra creación del gobierno del desaparecido Rafael Moreno Valle Rosas- y también los contratos de todos los Proyectos por Prestación de Servicios (PPS).

Estefan Chidiac recalcó que los PPS “sí son deuda” y se deben revisar y cuestionó, sin mencionar su nombre, la terquedad de Moreno Valle, quien en todo su sexenio y después sostenía que ese esquema no representaba obligaciones de pago para el Poder Ejecutivo.

Manifestó que hay otros compromisos de deuda, heredadas del morenovallismo, como los pagos de obligaciones por las demandas de despedidos del gobierno y expropiaciones.

Aunque no quiso mencionar montos, el secretario dijo que el Tren Turístico funciona “en números rojos”, que la RUTA, “es una carga”, al punto que la compra de unidades nuevas representaría un gasto para el gobierno, a pesar de que el servicio está concesionado.

Explicó también que pesar de que el servicio en la capital poblana fue privatizado en 2013, la administración estatal subsidia al Soapap con 5 por ciento de sus recursos necesarios para su funcionamiento y pago de deuda.

El funcionario explicó que el organismo es “insolvente” y se ha convertido en una carga para la hacienda estatal, porque el Poder Ejecutivo es aval del Soapap y la deuda que le era indirecta, se ha vuelto directa por la incapacidad del organismo para pagar.

Estefan Chidiac y la encargada de despacho de la Contraloría, Karen Berlanga y funcionarios de la Secretaría de General de Gobierno dieron a conocer el plan de austeridad del gobierno interino, que pretende  ahorrar 150 millones de pesos.

Aunque se le preguntó con insistencia el monto total de la deuda para Puebla, dijo que “no se llegará a los 100 mil millones que se han especulado, pero creo que se quedará a la mitad”.

Estefan Chidiac informó que la presentación de este Plan de Austeridad fue por instrucciones del gobernador del estado, Guillermo Pacheco Pulido, quien decidió sumarse al programa anunciado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para contar con un buen desempeño público.

Por su parte, la subsecretaria de Administración, Gabriela García Maldonado, detalló que los ahorros engloban acciones en todas las dependencias, sin excepción.

Mencionó algunas de las medidas: suspensión de incrementos al presupuesto asignado en servicios personales, eliminación de modificaciones a estructuras orgánicas de las dependencias sin contar previamente con el oficio de autorización presupuestal y dictamen de la Subsecretaría de Administración de la Secretaría.

También supresión de los viáticos para viajes de funcionarios de todas las dependencias tanto en el país como en el extranjero, salvo autorizaciones debidamente justificadas y de la contratación de personal sobre las plazas vacantes generando ahorros alrededor de 80 millones de pesos.

En materia de combustible, acotó, se dará prioridad para las áreas y dependencias enfocadas a la atención directa a la población como la Secretaría de Seguridad Pública, Secretaría de Salud, Secretaría de Desarrollo Rural del estado, entre otras más.

En el tema de Casa Puebla, se confirmó que no será utilizado hasta que el nuevo gobernador que tome protesta decida el destino de este inmueble. En lo que corresponde al personal que estaba laborando en este lugar, fue reubicado a distintas áreas. Restricción el gasto en servicios de telefonía celular y se eliminará la contratación de televisión de paga en oficinas gubernamentales y servicios privados de internet, salvo aquellos que sean previa justificación autorizados por la secretaría.

Además, se prohíben los gastos de comidas para cualquier servidor público, salvo aquellas que correspondan a la atención de asuntos oficiales vinculados directamente con actividades propias de sus funciones.

Sobre las aeronaves, en poder del gobierno del estado, la subsecretaria detalló que se encuentra en análisis el destino de estos helicópteros, como el ver si es factible mantenerlas para temas de rescate o en su caso subastarlas.

Habrá también suspensión de la adquisición de nuevos vehículos para la administración generando un ahorro de 50 millones de pesos, respecto a los contratos de seguros patrimoniales y catastróficos, la secretaría realizará un estudio minucioso para determinar su continuidad o en todo caso replantear la estrategia que garantice la cobertura que al respecto requiera el gobierno del estado, entre otros.

La Jornada de Oriente
Ciudad de Puebla
Miércoles 6 de marzo de 2019.

Rate this item
(0 votes)

Related items