‘Tienes que pagar con tu cuerpo’: la pesadilla de migrantes en la frontera Featured

Violaciones y ataques sexuales, la pesadilla de migrantes en la frontera. (Especial) Violaciones y ataques sexuales, la pesadilla de migrantes en la frontera. (Especial)


En los límites entre México y Estados Unidos las mujeres viven a la sombra del movimiento #MeToo

 
Nueva York.- En la frontera sur de Estados Unidos, las mujeres y las niñas migrantes son víctimas de ataques sexuales en su mayoría sin reportar, investigar ni ser llevados a juicio. A pesar de que alrededor del mundo las mujeres están manifestándose contra los delitos sexuales, en la frontera las migrantes viven a la sombra del movimiento #MeToo.

Las historias son muchas, pero demasiado similares. Las mujeres indocumentadas que se dirigen a ciudades fronterizas estadounidenses han sido golpeadas por desobedecer a los polleros, obligadas a prostituirse, encadenadas a camas y árboles, embarazadas por extraños y atadas.

El New York Times encontró más de 100 reportes documentados de agresión sexual en la frontera contra mujeres indocumentadas en los últimos dos decenios, cifra que probablemente sólo sea la punta del iceberg, dijeron policías y activistas.

Asimismo, en las entrevistas con mujeres migrantes y las personas que trabajan con ellas en la frontera se indica un gran número de casos que o no se reportan o no se examinan, lo cual sugiere que la violencia sexual se ha vuelto una parte ineludible de la travesía migrante colectiva.

Sin embargo la violencia contra las migrantes no sólo se da durante el peligroso recorrido por México. Gran parte ocurre una que vez que las migrantes llegan a la supuesta seguridad de Estados Unidos.

Al menos cinco de las mujeres agredidas no fueron atacadas por polleros, que son frecuentes perpetradores, sino por agentes en turno de la Patrulla Fronteriza y de Aduanas. Y dichos ataque no terminan en la frontera. Hay mujeres que han reportado agresiones en centros de detención inmigratoria, mientras que durante un reciente periodo de cuatro años el gobierno federal recibió más de 4 mil 500 quejas de abuso sexual de menores inmigrantes en centros de detención financiados por el Gobierno.

El Times entrevistó a ocho migrantes centroamericanas que fueron atacadas sexualmente entre el 2013 y el 2016 —mujeres que aún luchan con pesadillas, depresión y, en ciertos casos, ideas suicidas—. Una reportó haber sido agredida en México, seis dijeron que las atacaron en el sur de Texas. Una aseguró haber sido agredida tanto en México como en el sur texano. Las víctimas mayores tenían poco más de 40 años al momento del abuso, las más jóvenes 14.

La mayoría de las mujeres no reportan los ataques, a menudo debido a que los perpetradores amenazan con revelar su estado inmigratorio o con algo peor. Una mujer, violada repetidamente en el 2005 a punta de pistola en una casa de confinamiento en Phoenix, dijo que el atacante la amenazaba con vender a su hija de tres años si lo reportaba. Las que acuden a las autoridades a veces no saben los nombres de sus agresores, o ni siquiera dónde tuvo lugar el ataque.

Las mujeres se encuentran impotentes en casi todos los sentidos. Muchas ni siquiera han contado a sus familias lo que pasó.

“No tienen muchas defensas”, dijo Jesús Romo Véjar, abogado de Arizona que ha representado a numerosas mujeres migrantes víctimas de agresión sexual. “Las mujeres y los niños indocumentados son los seres humanos más desprotegidos”.

The New York Times
Nueva York. Estados Unidos.
Domingo 03 de marzo de 2019.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter