Así era el nivel más sanguinario del 'Chapo' frente a sus enemigos

Un abogado adjunto de EE. UU. pregunta a Isaías Valdez Ríos, alias 'Memín' (C) sobre los asesinatos violentos cometidos por el acusado narcotraficante mexicano Joaquín 'Chapo' Guzmán (D). Foto: Jane Rosenberg / Reuters Un abogado adjunto de EE. UU. pregunta a Isaías Valdez Ríos, alias 'Memín' (C) sobre los asesinatos violentos cometidos por el acusado narcotraficante mexicano Joaquín 'Chapo' Guzmán (D). Foto: Jane Rosenberg / Reuters


Aunque el narco es juzgado por narcotráfico, la fiscalía de EE. UU. quiere demostrar su violencia.
Chapo Guzmán


El relato del más reciente testigo cooperante del gobierno estadounidense en el juicio del 'Chapo' Guzmán este jueves fue el más gráfico de todos, y el único que da cuenta de asesinatos cometidos por el propio capo mexicano, con macabro lujo de detalles.

Aunque Joaquín 'Chapo' Guzmán, de 61 años, no es juzgado por homicidio en una corte de Nueva York, sino por el tráfico de más de 155 toneladas de drogas a Estados Unidos, la fiscalía busca presentarlo ante el jurado como un hombre ultraviolento y despiadado, capaz de todo para proteger su negocio.

Isaías Valdez Ríos, alias 'Memín' o 'Memo', que empezó a trabajar como uno de los sicarios del 'Chapo' en las sierras de Sinaloa en 2004, contó en la corte que vio a su patrón matar a un integrante del cartel rival de los Arellano Félix.

Enterrado vivo

La víctima llegó hasta el campamento del 'Chapo' con abundantes señales de tortura en el avión de Ismael 'Mayo' Zambada, colíder del cartel de Sinaloa, dijo 'Memín'.

"Venía quemado con una plancha en toda la espalda, la playera que traía estaba pegada a la piel, traía marcas de encendedor de carro en todo el cuerpo, los pies también quemados", contó el testigo, de 39 años.

El 'Chapo' se enojó porque se lo enviaban en mal estado, y lo dejó durante días encerrado en una suerte de gallinero, amarrado de pies y manos y con los ojos vendados. Al final, "ya apestaba (…) Estaba podrido", dijo el testigo.

Venía quemado con una plancha en toda la espalda y traía marcas de encendedor de carro en todo el cuerpo

Finalmente, tras dos interrogatorios, el 'Chapo' le disparó con su pistola .25, despidiéndose con la frase: "¡A chingar a tu madre!". Aunque el hombre seguía respirando, "así lo echamos al hoyo y lo enterramos", contó 'Memín'.

El estremecedor testimonio fue escuchado en silencio por los 12 miembros del jurado, que deberán decidir la suerte del 'Chapo'. Si es hallado culpable, puede ser condenado a cadena perpetua.

Tras un tiempo como sicario, 'Memín' empezó a trabajar para el 'Chapo' como su secretario, y luego fue su hombre en Honduras, encargado de la compra de un terreno para construir allí una pista de aterrizaje clandestina.

Fue luego jefe de seguridad de sus hijos Iván y Alfredo y finalmente piloto del cartel, transportando cientos de kilos de cocaína y base de coca desde Colombia a México.

Zetas en Sinaloa

'Memín' contó también que vio al 'Chapo' torturar y ejecutar a dos integrantes del cartel rival de los Zetas oriundos de Sinaloa.

Primero, contó que el 'Chapo' pidió a sus sicarios que los llevaran a una enramada y los "calentaran", golpeándolos para sacarles información. Luego llegó él, pidió un tronco grueso "y los empezó a torturar".

"Las personas estaban completamente sueltas, los huesos todos quebrados, no se podían mover. Y el señor Joaquín les seguía golpeando con el tronco y con el arma también", un rifle camuflado AR15 o un M16, relató.

El 'Chapo' les decía 'hijos de su pinche madre, ¿cómo es posible que (siendo de Sinaloa) trabajen con esa gente y nos estén traicionando'?", agregó.

Luego el capo y su jefe de sicarios, el 'Bravo', montaron a unas cuatrimotos y cargaron en las parrillas a los enemigos. Los condujeron hasta frente a una hoguera que habían ordenado encender. "Tenían una cara de asustados esa gente...", dijo 'Memín'.

El 'Chapo' "le puso el rifle en la cabeza a uno, le disparó y le dijo: "'¡A chingar a su madre!'. Hizo lo mismo con el otro", dijo 'Memín'.

Las personas estaban completamente sueltas, los huesos todos quebrados

Los tiraron a la hoguera. "Que no queden ni los huesos", dijo el 'Chapo', según su pistolero 'Memín', que antes de comenzar a trabajar para el capo fue miembro de las fuerzas especiales del ejército durante siete años.

'Memín' fue arrestado en 2014 y hace casi cinco años que está en una prisión estadounidense. Su sentencia puede ser de entre 10 años y cadena perpetua, pero espera reducirla a raíz de su colaboración con el gobierno.

AFP
Washington, EU
Viernes 25 de enero 2019.

Rate this item
(1 Vote)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter