Con giro hacia lo social, Macron intenta aplacar protestas en Francia Featured

Macron intenta aplacar protestas en Francia; accede a las demandas de los 'chalecos amarillos'. Por: EFE Macron intenta aplacar protestas en Francia; accede a las demandas de los 'chalecos amarillos'. Por: EFE


En una alocución, el presidente francés respondió a las demandas de los 'chalecos amarillos'.

Este 10 de diciembre, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se dirigió a la nación desde el Palacio Elíseo en París (Francia), tras la semana de intensas protestas populares.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció este lunes que subirá en cien euros el salario mínimo y que bajará impuestos a los pensionados y a los trabajadores, en un discurso en el que trató de responder a las demandas del movimiento de los 'chalecos amarillos'.

El pasado 4 de diciembre, en un primer intento de calmar la ola de caos de los manifestantes, el primer ministro, Edouard Phillippe, anunció la suspensión por seis meses del alza al impuesto a la gasolina (que fue lo que detonó las manifestaciones), después decidió anularlo del todo.

Pero las protestas continuaron y más franceses salieron a la calle a buscar reivindicaciones. El 7 de diciembre, Philippe se reunió con portavoces del movimiento y tomó nota de sus demandas.

En un alocución televisada de 13 minutos de duración, Macron reconoció que sus palabras "han herido a algunos" en el pasado y consideró justificado el descontento que ha provocado las protestas, por lo que anunció que decreta un "estado de emergencia económico y social" para hacerle frente.

El mandatario admitió que el país afronta "un momento histórico" y pidió a las grandes empresas que participen en el esfuerzo necesario para cambiar la situación. Macron indicó que ese aumento del salario mínimo (que en la actualidad es de 1.498 euros brutos) entrará en vigor en 2019 "sin que le cueste nada al empleador" y añadió que las horas extraordinarias estarán exentas de impuestos y cargas también a partir del año que viene.

Queremos una Francia donde una persona pueda vivir dignamente de su trabajo. Pido al Gobierno y al Parlamento que hagan lo necesario

El mandatario solicitó además a los empresarios "que puedan" que entreguen a sus empleados una prima de fin de año que también quedará exonerada.

Asimismo, recalcó que los jubilados que ganen menos de 2.000 euros mensuales verán anulada la subida de la Contribución Social Generalizada (CSG), un impuesto proporcional sobre los ingresos profesionales o de capital que financia la Seguridad Social. Por el contrario, no aceptó reinstaurar el impuesto sobre la fortuna (ISF), que lo pagaban aquellos con un patrimonio neto imponible superior a los 1,3 millones de euros y que fue sustituido por un impuesto sobre la fortuna inmobiliaria (IFI).

"Queremos una Francia donde una persona pueda vivir dignamente de su trabajo. Pido al Gobierno y al Parlamento que hagan lo necesario", concluyó sobre el conjunto de medidas previstas, que fueron acompañadas de una condena a los actos de violencia registrados en las protestas.

Las primeras reacciones entre los grupos de ‘chalecos amarillos’ que escucharon con atención las palabras del presidente fueron más bien críticas, con varios portavoces que catalogaban como “migajas” los anuncios de Macron.

Especialmente severo fue el líder de la izquierda radical, Jean-Luc Mélénchon, quien en una intervención nada más concluir la del mandatario, pidió a la gente que vuelva a manifestarse masivamente el próximo sábado por quinta semana consecutiva.

EFE
Paris, Francia
Martes 10 de diciembre de 2018.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter