Austeridad hasta en la sopa

Gilda Melgar

La austeridad tan prometida durante 12 años de campaña por el nuevo Presidente de México, se hizo patente en el menú servido en el Palacio Nacional durante la recepción ofrecida a los jefes de Estado, representantes de gobiernos e invitados especiales a su toma de posesión.

Compuesto por cuatro tiempos, el menú presentado con la leyenda: “Comida que ofrecen el licenciado Andrés Manuel López Obrador, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, y su esposa, la señora Beatriz Gutiérrez Müller, en ocasión de la transmisión del Poder Ejecutivo Federal”, constó de “Ensalada de calabazas criollas en cama de pipián”, “Crema de Huitlacoche”,  “Costilla en salsa de axiote con esquites y molote de plátano”, “Dulce de zapote negro con nieve de mandarina” o “Dulce de Calabaza de Castilla con crema montada de vainilla y garapiñados”.

La nota sobre el menú no sólo está en la austeridad de los ingredientes en los platillos, sino también en el hecho de que no se sirvieron bebidas alcohólicas. Si hubo brindis, habrá sido con las aguas frescas de chía y jamaica.

Dicen que forma es fondo, y el nuevo mandatario no dejó lugar a dudas –en este primer acto de Estado– en el cumplimiento de su promesa de no más despilfarro por parte del gobierno, amén de que ésta era también una oportunidad de oro para limpiar la mala imagen que dejara la “boda fifí” de César Yáñez, su brazo derecho.

Ahora no hubo langosta ni champán y no sé si algunos invitados pensaban que iban a deleitarse con la cocina mexicana estilo Pujol de Enrique Olvera, pero lo seguro es que, después de la comida, les tuvo que haber quedado claro de qué va el nuevo gobierno mexicano.

Tengo mis reservas con respecto a la actuación de la nueva administración federal, sin embargo, ello no impide a mi dolcealterego felicitar la congruencia mostrada por López Obrador en este acto, aunque sea en las formas, así como expresar mi deseo –con todo el corazón y por el bien de México– de que los alimentos que tanto abundan en nuestra geografía natural, lleguen a todas las familias del país y no sólo como un sustento básico y derecho fundamental, sino también como un gozo de vida.

Que así sea. 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

*Gilda Melgar

 Diplomada en Pastelería y Panadería. Gilda Melgar está siempre en busca del gozo culinario. Pone el ojo y el diente en nuevas propuestas para disfrutar y compartir su saber a través de los placeres de la mesa. A través de la literatura y del cine, evoca sensaciones y memorias gastronómicas que liga con sus recomendaciones.

Puebl@Media
Ena Gilda Melgar
Ciudad de México
Domingo 2 diciembre 2018.

Rate this item
(0 votes)
More in this category: « Una ofrenda viva y permanente

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter