De las pesadillas a la fascinación Featured

Rubén García Castillo conduce ‘La mano peluda’, programa que se transmite desde hace casi 20 años en la radio mexicana. (Foto: Valente Rosas. El Universal) Rubén García Castillo conduce ‘La mano peluda’, programa que se transmite desde hace casi 20 años en la radio mexicana. (Foto: Valente Rosas. El Universal)

"La mano peluda", programa que surgió hace 19 años y que se encuentra posicionado entre los 10 más escuchados de Grupo Fórmula.

Desde hace casi 20 años, Rubén García Castillo abre noche a noche desde su cabina de radio una puerta al mundo paranormal, cuando los radioescuchas de La mano peluda le cuentan sus experiencias con fantasmas, brujos y demás seres de lo oculto, como en antaño lo hacían los abuelos con las historias y leyendas de México.

"Me gusta mucho, a todo le encuentran lo sobrenatural", comentó el locutor, quien aseguró que, a partir de que está con este programa, ha desarrollado ciertas facultades.

"A veces escucho voces o mi nombre o que tocan la puerta; veo que mis canes se quedan viendo fijamente a un punto y les digo ‘¿qué están viendo chaparritos? ¿Hay fantasmas en la casa?' y se quedan quietos; es fascinante para mí esto del mundo paranormal".

Rubén recuerda que su llegada a este programa fue una cosa casual, cuando el conductor Mario Córdova lo invitó a formar parte de la planta de locutores de Radio Uno, y aceptó. Posteriormente se fundó La mano peluda; fue de la noche a la mañana, no hubo preventivo, nada, de un día a otro apareció dentro de la programación, el 13 de agosto de 1995", compartió.

Durante cuatro años estuvo al frente del programa, etapa que no fue sencilla por una razón: "Las pesadillas del principio me hicieron tomar la decisión de dejar el programa, porque me estaba volviendo loco, sufría mucho en las noches, no quería que llegara y me fuera a dormir porque seguramente tendría unos sueños muy feos".

Pero gracias a la experiencia adquirida durante sus ya casi 35 años de carrera, entendió que debía despojarse de todo lo que escucha cada madrugada para poder seguir con su vida.

"Todo acaba en el programa, abandonando la cabina; uno se va curtiendo y esto ya no me afecta en lo más mínimo, a pesar de que sigo escuchando historias muy pesadas, muy fuertes".

Rubén sabe que su público, que va de niños de cinco años a adultos de 90, siempre han tenido curiosidad de saber qué pasa durante la transmisión de La mano peluda, y el locutor asegura que nada espectacular. "He dejado de ver con el rabillo del ojo pequeñas sombras que se deslizan por la puerta, pero aquí no me ha pasado nada".

Durante la separación de Rubén de La mano peluda, tomó las riendas Juan Ramón Sáenz, fallecido en 2011, con quien se dijo tuvo una rivalidad.

"Jamás, éramos muy amigos, me lo encontraba en las escaleras, nos saludábamos y todo bien, nunca tuve problemas con él".

El Universal
Sughey Baños
Viernes 31 de octubre de 2014.

Rate this item
(0 votes)

11 comments

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter