Países consumidores verdaderos responsables del auge del narcotráfico

05 May 2018
457 times
Uno de los factores negativos que se observa en la dinámica del narcotráfico internacional es el delito del lavado de activos, donde los países consumidores como Estados Unidos y de Europa, juegan un rol importante. (Foto: Youtube) Uno de los factores negativos que se observa en la dinámica del narcotráfico internacional es el delito del lavado de activos, donde los países consumidores como Estados Unidos y de Europa, juegan un rol importante. (Foto: Youtube)


     LIMA, 4 may (Xinhua) -- Los países consumidores de droga son los verdaderos responsables del auge del narcotráfico, porque el dinero que financia esta actividad proviene de esos lugares a través del lavado de dinero, sostuvo hoy en Lima el sociólogo colombiano Andrés Aponte.

     De acuerdo con el experto, uno de los factores negativos que se observa en la dinámica del narcotráfico internacional es el delito del lavado de activos, donde los países consumidores como Estados Unidos y de Europa, juegan un rol importante.

     "Es un negocio ilegal con rentabilidad tan alta que da para que cada uno tenga su tajada y esté contento", expresó a Xinhua Aponte, en el marco del encuentro iberoamericano para la Concertación Política y Social que culminó este viernes en esta capital.

     Precisó el experto, graduado de la Ecole des Hautes Etudes en Ciencies Sociales de París, Francia, que este negocio involucra a sectores económicos poderosos porque mueve miles de millones de dólares, beneficiando a banqueros, empresarios y políticos.

     Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el fraude y el tráfico de drogas generan alrededor de 300.000 millones de dólares al año en ese país, de los cuales 64.000 millones de dólares están vinculados al narcotráfico.

     Aponte también indicó que las actuales estrategias que se aplican en los países productores y procesadores como Perú, Bolivia y Colombia, han fracasado porque solamente atacan a los campesinos que cultivan la hoja de coca mediante la llamada "Guerra contra las drogas".

     "Los países consumidores, que son los grandes responsables porque son los que financian la guerra contra las drogas, no están decididos a cambiar su estrategia intervencionista", expresó.

     Con respecto al auge del narcotráfico, el sociólogo agregó que otro de los factores se debe a la capacidad y al dinamismo que tiene el crimen organizado para adaptarse a las circunstancias.

     "Los narcotraficantes también han tenido la capacidad de buscar nuevos mercados, nuevas rutas que se han creado por Brasil y Argentina, que van en dirección al Africa, utilizando los controles fronterizos débiles y, desde ahí, acceder a Europa", anotó.

     De acuerdo con Aponte, la capacidad de adaptación se observa desde hace tres décadas, moviendo las zonas de cultivo ilegales de hoja de coca y los centros de procesamiento, para evitar su detección.

     "En un inicio los cultivos de coca se encontraban en Perú, los laboratorios en Colombia, de allí salían las rutas, todo eso se reconfiguró en los años 1990 y, ahora, todo se ha concentrado en Colombia", indicó.

     Sostuvo que con la ubicación de radares en el Mar Caribe se crearon nuevas rutas, alternas al Caribe, y nuevos medios de transporte como submarinos teledirigidos y lanchas rápidas que refleja una gran capacidad de innovación.

     Aponte, quien también es historiador graduado en la Universidad de Los Andes, de Colombia, subrayó que "cada vez se van dividiendo los eslabones y cada actor va teniendo mayor injerencia, entonces a la mayor medida restrictiva de Estados Unidos, surge México como un canal de intermediación".

     "Los mexicanos tienen el monopolio de la comercialización y Colombia el del cultivo y procesamiento", explicó.

     Para Aponte, los países productores como Colombia, Perú y Bolivia, se han convertido en escenario de la "Guerra contra las drogas" enfocándose en la erradicación de las plantaciones de hojas de coca que se encuentran en la Amazonía.

     "La coca está en los lugares más marginales y donde viven las personas más pobres, menos conectada a la vida nacional y a los servicios que dan los Estados como infraestructuras, vías de comunicación, acueductos y otros servicios básicos", apuntó.

     El sembrío de la hoja de coca es una economía ilegal que les permite acceder a ese tipo de beneficios sin contar con mediación del Estado y tener una relación directa con el mercado internacional.

     "Si no se empieza a integrar a estas poblaciones, que han estado marginadas, a través de estos mecanismos va continuar perpetuando este círculo vicioso", advirtió.

     Aponte anotó que se ha demostrado que atacar a los eslabones más débiles, es decir, la cadena de producción y procesamiento, no han dado resultados, porque son los puntos más débiles de esta cadena y muestran gran adaptación los cultivos trasladándose a otras zonas.

     "Ya hemos tenido cuarenta años de acciones punitivas que no son efectivas, por ser una economía ilegal es muy versátil y adaptable a distintas condiciones", puntualizó.

     De acuerdo a un reporte de las Naciones Unidas, la comercialización de drogas en el mundo genera alrededor de 320.000 millones de dólares, lo que equivale al 0,9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) global.

     En los países americanos, este organismo precisó que los ingresos anuales se estiman en 150.000 millones de dólares de los cuales la mayor parte de ingresos se registran en Norteamérica.

Rate this item
(0 votes)

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Ventana al mundo

Información reciente

Síguenos en Twitter