Al arrancar el proceso interno de Morena para elegir al candidato a la gubernatura, siete aspirantes se registraron este viernes ante el Comité Electoral del partido.

Se trata del exsenador Luis Miguel Barbosa, los senadores Nancy de la Sierra y Alejandro Armenta, el académico Abraham Quiroz y los militantes Luis Ortega Morales, Ramiro León Flores y Olivia Paz Carrera, quienes contarán con 10 días para sus precampañas, a partir del domingo 24.

Previo al inicio del proceso de registro, el delegado de Morena, Mario Bracamontes González, ofreció una rueda de prensa en la que aseguró que la dirigencia nacional actuará con total imparcialidad, y pidió a los participantes “evitar descalificaciones, privilegiar la unidad y no incurrir en las guerras de lodo”.

Añadió: “En Morena no habrá imposición, y para ello se realizará una encuesta, para que de esta forma no se tenga duda acerca de la rectitud del proceso”.

Asimismo, recalcó que se autoexcluirá de la contienda interna a quien no acate el reglamento del partido.

Acompañado de Edgar Garmendia, secretario general del Comité Estatal; Carlos Figueroa, secretario de Derechos Humanos del CEN, y el diputado local Gabriel Biestro, recalcó que la unidad es prioritaria en este proceso.

El primero en registrar su precandidatura fue Barbosa Huerta, quien participó en los comicios del 1 de julio pasado.

En entrevista, el exsenador rechazó la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador en la designación del candidato de Morena a la gubernatura.

Y aunque dijo sentirse “animado” porque los resultados de las encuestas realizadas previo al proceso lo favorecen, sostuvo que la postulación dependerá exclusivamente de los resultados de la encuesta oficial que se realizará el próximo 3 de marzo.

A su vez, Armenta confió en que remontará la ventaja de Barbosa, y aseguró que el excandidato a gobernador ya alcanzó su tope de popularidad, mientras que él arrancará la precampaña en un proceso de crecimiento en las preferencias.

En un evento realizado afuera de las oficinas del partido, el expriista se pronunció contra la posibilidad de que la postulación de Morena se decida mediante la imposición, y aseguró que su candidatura es la opción de reconciliación para Puebla.

“Nosotros creemos en la democracia, no le apostamos a las decisiones cupulares. Estamos en contra de las imposiciones, estamos a favor de la democracia, por eso queremos agradecer a la Comisión Nacional Electoral de Morena la apertura que ha dado en este proceso”, mencionó.

Finalmente destacó que hasta hace unos días parecía que la candidatura para la gubernatura se definiría por imposición, pero el proceso se abrió “gracias a las voluntades democráticas”.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Viernes 22 de febrero de 2019.

   
Luis Miguel Barbosa Huerta acudió a las instalaciones del Comité Estatal de Morena, donde presentó su solicitud como precandidato a la gubernatura de Puebla, de cara a las elecciones del próximo 2 de junio.

“Señores, yo no quiero hacer alarde, solo quiero decirles que he ganado todas las encuestas hechas por empresas muy serias, y las he ganado por mucho margen, así que con esa tranquilidad estoy, pero respeto las aspiraciones de mi compañera Nancy de la Sierra, de Alejandro Armenta y de todo aquel que se registre”, destacó.

Barbosa Huerta en la pasada elección también contendió como candidato al gobierno de Puebla por la coalición Juntos Haremos Historia, pero perdió en los tribunales contra Martha Erika Alonso, de la coalición Por Puebla al Frente.

En su mensaje, luego de presentar su registro, deseó suerte a todos aspirantes que este viernes se inscriban, al mismo tiempo que los invitó a desarrollar una precampaña limpia, una precampaña donde todos muestren la civilidad que debe representar a Morena, que es primera fuerza política.

“Seré el promotor del mejor entendimiento en esta competencia interna. Ha habido exaltaciones, actuaciones de persona de ciertos equipos, pero a todos los exhorto a comportarse de una manera más civilizada. Tenemos a la sociedad de nuestra parte y no podemos fallarle a la sociedad, que es a quien tenemos que darle muestra de madurez política”, insistió.

Agregó que "esta precampaña será dirigida a militantes y simpatizantes, pero estará observada por la sociedad en su conjunto, así que el llamado es para todos, para que se comporten a la altura, que se promuevan los principios de Morena y que de verdad se grite que Morena está lista para gobernar el estado de Puebla".

Recordó que será el INE el que se encargará de mantener “piso parejo” para todos los contendientes, a diferencia de las elecciones pasadas y de las cuales consideró que estuvo plagada de irregularidades.

Respecto a las alianzas electorales, dijo que es una decisión del Comité Ejecutivo Nacional, así que los precandidatos deberán ajustarse a la decisión que tome la dirigencia nacional respecto a las alianzas.

Notimex
Ciudad de Puebla
Viernes 22 de febrero de 2019.


El partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) decidió definir por el método de encuesta la designación de quien será candidato a la gubernatura de Puebla en el proceso electoral extraordinario del 2 de junio.

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena aprobó la propuesta que presentó el Comité Nacional de Elecciones, en el cual propuso medir a cinco aspirantes a la candidatura dentro de dos semanas en determinados distritos de la entidad que serán definidos por sorteo.

La encuesta se aplicará después del período de precampañas que están contempladas entre el 21 de febrero y el 3 de marzo.

Hasta ahora, cuatro aspirantes han hecho público su interés por participar en la contienda interna de Morena para definir la candidatura a gobernador: el exsenador Luis Miguel Barbosa, quien ya fue candidato en la elección de 2018; el senador Alejandro Armenta y la senadora Nancy de la Sierra, así como el académico Abraham Quiroz.

La pugna por la candidatura ha enfrentado a los grupos al interior de Morena-Puebla.

Mientras que senadores de Morena, liderados por Ricardo Monreal, dieron una rueda de prensa para dar su respaldo a Alejandro Armenta, la dirigencia nacional del partido presentó ante el INE una denuncia para deslindarse del “destape” que protagonizó el senador, el cual puede ser catalogado como un acto anticipado de campaña.

En contra parte, la diputada federal, Inés Parra Juárez, quien es parte del grupo político de Armenta, denunció también ante el INE a Barbosa Huerta, por presuntos actos anticipados de campaña, basada en su participación en entrevistas en radio y televisión.

Igual, en una rueda de prensa por parte de simpatizantes de Armenta, el diputado local, Héctor Alonso Granados, puso en duda el estado de salud de Barbosa Huerta, quien sufre de diabetes, pues aseguró que sería un riesgo que contendiera de nueva cuenta por la gubernatura.

“Lamentablemente hemos visto que el deterioro de su salud (Luis Miguel Barbosa) ha ido en aumento y Puebla no puede arriesgarse a volver a tener otros funerales de estado. No se lo deseamos, queremos que mejore su salud en compañía de su familia”, expresó el diputado, lo que fue calificado como “una bajeza” por parte de los simpatizantes del exsenador.

Luego de esto, Barbosa emitió un comunicado en el que asegura estar listo para participar en la contienda interna y dijo estar en condiciones de salud para participar en el proceso extraordinario de este año.

Otro inminente rompimiento en la alianza Juntos Haremos Historia proviene del diputado local por el PT, José Juan Espinosa Torres, quien es esposo de la Senadora Nancy de la Sierra, también considerada aspirante a la candidatura.

Espinosa Huerta ha tenido en los últimos días enfrenamientos públicos con el diputado federal con licencia, Fernando Manzanilla, quien fue nombrado secretario general de gobierno por el mandatario interino Guillermo Pacheco Pulido.

Igual, ha hecho público su distanciamiento con el líder de la fracción de Morena en el Congreso local, Gabriel Biestro.

En tanto que las encuestas que se han dado a conocer en los últimos días, revelan que Morena ganaría las elecciones extraordinarias por la gubernatura con cualquiera de sus posibles candidatos, aunque establecen que la ventaja sería mayor si la nominación vuelve a recaer en Barbosa Huerta.

En el PAN

En tanto que el PAN, la Comisión Permanente del Consejo Político Estatal aprobó solicitar al CEN del partido que asuma el proceso de elección del candidato a la gubernatura por asignación directa.

Hasta ahora se han manejado distintos nombres como posibles aspirantes a la nominación como el exdiputado local Jorge Aguilar Chedraui; el exdelegado del IMSS, Francisco Fraile; la exdiputada federal, Blanca Jiménez; el exalcalde poblano, Eduardo Rivera y el exsenador Humberto Aguilar Coronado, entre otros.

Igual, Ana Teresa Aranda ha dado a conocer su interés por retornar a las filas del PAN luego de que renunció derivado de sus constantes enfrentamientos con el ahora fallecido Rafael Moreno Valle, además de que no descartó la posibilidad de buscar ser ella la que abandere los colores de Acción Nacional en la contienda extraordinaria.

“Ni me apunto ni me borro, si me preguntaran si me gustaría hacer que el PAN recobrara esa calidad moral que tuvo y esa autenticidad en la contienda, yo te diría que me encantaría, sería una lucha en la que me gustaría dejar los últimos años de mi vida”, declaró la expanista.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Domingo 17 de febrero de 2019.


El legislador morenista evitó mencionar si existe una fractura al interior de los legisladores que conforman la coalición Juntos Haremos Historia, pues solo se limitó a decir que debe haber voluntad para trabajar


Ante el berrinche de José Juan Espinosa, el presidente del Congreso de Puebla, Gabriel Biestro Medinilla descartó que exista un bloqueo en contra del petista y dijo que éste es el que amenaza a diputadas de Morena y a personal del Poder Legislativo local por no alinearse a su proyecto.

En entrevista, el legislador morenista dijo que “ya estuvo bueno” del petista y recordó que su actuar político siempre se ha caracterizado por quejarse.

Descartó que busquen destituir a José Juan como presidente de la Mesa Directiva, bajo el argumento de que no tiene facultad para hacerlo.

Respecto a las amenazas, Biestro Medinilla solo se limitó a decir que entre las afectadas están la morenista, Olga Lucía Romero, la contralora y personal de comunicación social.

Incluso, en tono sarcástico, el morenista dijo que se debería hacer un bloque en contra de José Juan Espinosa, pues él es quien ha actuado mal.

Ya estuvo buena de esas acusaciones, se deben de demostrar y haber pruebas. No hay ningún plan, tiene muchos años haciendo ese tipo de acusaciones. No hay nada de eso, no hay nada para destituirlo. Lo que necesitamos es tranquilidad. Mejor hay que hacer un bloque en contra de él que ha amenazado a diputadas, a la contralora. Ya estuvo bueno de él”.

Es preciso recordar que José Juan Espinosa Torres se emberrinchó por el bloqueo que le han hecho diputados de Juntos Haremos Historia allegados a Miguel Barbosa, y decidió no presidir la sesión ordinaria del Congreso de este miércoles.

La pugna entre José Juan Espinosa y Gabriel Biestro inició luego de que el petista acusó que Biestro Medinilla condiciona las plazas en el Congreso, pues pide a los trabajadores que se sumen a Miguel Barbosa y no apoyen a otro aspirante.

Indicó que ya suman cinco trabajadores que son despedidos por negarse a respaldar el proyecto de Barbosa.

Periodico Central
Jesús Viñas
Ciudad de Puebla
Miércoles 13 de febrero 2019.


El PAN tendrá derecho al 18.5% y el PRI al 14.7, según el proyecto realizado por el INE


En los dos meses de campaña electoral en Puebla se prevén transmitir 4 mil 915 spots de radio y televisión de partidos políticos y sus candidatos, de los cuales mil 375 (29.7 por ciento) serán de Morena; 910 (18.5 por ciento) del PAN y 725 (14.7 por ciento) del PRI.

De acuerdo con el proyecto preliminar de tiempos de radio y televisión para partidos establecido por el INE, en promedio se difundirán 82 spots diarios del 31 de marzo al 29 de mayo para promover el voto.

El cuarto lugar en promoción –aunque alejado de los primeros tres—será el Partido Verde Ecologista de México, que tendrá derecho a 287 mensajes publicitarios, el 5.8 por ciento.

A él le seguirán el PT, con 265 (5.3 por ciento); MC, 236 (4.8); Nueva Alianza (NA) 231 (4.6 por ciento); PRD 223 (4.5); CPP 214 (4.3 por ciento); PSI 203 (1.4) y Partido Encuentro Social (PES) 123 spots, que representan el 2.5 por ciento del total.

Y para la precampaña también habrá ‘spotiza’

Del 21 de febrero al 2 de marzo, que serán las precampañas, se transmitirán 552 spots, de forma que en promedio habrá 59 diarios durante los diez días.

Del total, Morena tendrá 168; el PAN 112; el PRI 89; PVEM 36; PT 33; MC y NA 29; PRD 28; Compromiso por Puebla (CPP) 27; Pacto Social de Integración (PSI) 25 y PES 16.

Mil 199 spots en intercampaña

Durante los 29 días de intercampaña (del 3 al 30 de marzo), donde no se podrá promover candidatos, habrá un total de mil 199 spots, que serán repartidos de forma equitativa entre los 11 partidos políticos, es decir, cada uno recibirá espacios para 109.

Esta distribución es resultado de una fórmula establecida en la Ley Federal de Radio y Televisión y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (Legipe), que dispone un total de horas para la propaganda de partidos políticos; el 30 por ciento se divide de forma igualitaria entre los institutos políticos y el 70 restante de acuerdo con la votación obtenida en la elección de diputados locales.

El acuerdo preliminar del Instituto Nacional Electoral (INE) es una distribución estimada con la premisa de habrá dos candidatos independientes a la gubernatura, ya que de no haber ninguno, los spots por cada partido aumentarían, aunque no significativamente.

El número de espacios también fue repartido bajo el escenario de que no habrá coaliciones, pues de ser así, se recortarían los spots por fuerza política.

Esto debido a que cada coalición será tomada como un partido político en la distribución igualitaria del 30 por ciento del total de spots y el 70 por ciento se repartirá conforme al porcentaje de votación obtenido en la última elección de diputados locales.

e-consulta
Héctor Llorame
Ciudad de Puebla
Lunes 11 de febrero 2019.


Critica encuestas de Barbosa como puntero y “cargadas” de Armenta


Abraham Quiroz Palacios alzó la mano para competir otra vez, por considerar que tiene el apoyo de la militancia, a la que pidió consultar para elegir al abanderado de Morena.

Al calificar de prácticas priístas las “cargadas” a favor de Alejandro Armenta Mier y el intento de la dirigencia nacional de imponer a Miguel Barbosa Huerta, el ex candidato de Morena pugnó porque los afiliados propongan perfiles y el Consejo Estatal integre una terna que luego sea sometida a votación.

Este domingo aseveró que solo de esta manera se logrará que la candidatura “sea de unidad” y cuente con el respaldo de todos los simpatizantes, ante la batalla mediática que han emprendido el expriísta y el exsenador perredista.

En conferencia de prensa reclamó que Barbosa Huerta ha comprado espacios publicitarios y pretende “madrugar con encuestas no científicas”, como la que publicó el periódico El Universal la semana pasada.

De Armenta Mier denunció que recurre a la pinta de bardas para promoverse de forma anticipada y generar “confusión” entre la militancia por realizar asambleas donde se le presenta ya como candidato.
 
Exige respetar estatutos

Quiroz exigió a ambos respetar el proceso de selección de candidatos, empezando por acatar los estatutos de Morena que establecen la obligatoriedad deesperar una convocatoria para hacer precampaña y luego esperar la encuesta.

Quiroz Palacios reconoció que una vez dentro de la encuesta recibirá el apoyo de la militancia para que sea el ganador. Explicó que, el respaldo de cinco o diez consejeros le bastará para ser considerado en la terna.

Anunció que para la próxima semana ya tiene programadas reuniones con ambos contendientes para acordar una competencia “limpia” y negó que busque negociar su adhesión al proyecto de alguno de ellos.

e-consulta
Ciudad de Puebla
Domingo 10 de febrero de 2019.

   
El exsenador Miguel Barbosa Huerta confirmó que sí buscará la candidatura de Morena a la gubernatura del estado de Puebla, al considerar que está bien con la gente y que tiene muchas posibilidades.

El excandidato al gobierno poblano en las elecciones de julio pasado indicó que ha mantenido una posición discreta y que ha transitado por un escenario muy complicado.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva en el noticiario Por la Mañana para Grupo Fórmula, expresó que había guardado silencio por prudencia, luego del fallecimiento de la gobernadora Martha Érika Alonso y su esposo Rafael Moreno Valle.

Barbosa Huerta planteó la necesidad de reconciliar al estado y mantener un escenario donde los diferentes segmentos puedan reencontrarse, en el que la autoridad y la sociedad puedan hacer cosas por el bien de la entidad.

Es un momento político en que el que hay que responsabilizarse que las cosas se reconcilien, no hacer alardes, y encontrar la paz y mantener la prudencia y posición de reconciliación, expuso.

Miguel Barbosa dijo que mantendrá una posición de extremo cuidado y respeto, y aseguró que llevaría a cabo una campaña donde la estrategia no sea la confrontación sino el restablecimiento de las relaciones entre todos.

Notimex
Ciudad de México
Jueves 7 de febrero de 2019.


Miguel Barbosa Huerta, excandidato a la gubernatura por la coalición Juntos Haremos Historia, rechazó que hubiera operado políticamente para que Guillermo Pacheco Pulido se convirtiera en gobernador interino, o que esa designación favorezca su proyecto de repetir como candidato en las elecciones extraordinarias de este año.

La designación del priista fue por voto prácticamente unánime de los legisladores del Congreso local, puntualizó.

“El gobernador interino es un hombre de 85 años, tiene una larga trayectoria política y no es ningún improvisado, tiene relaciones en toda la sociedad poblana, en todas las fuerzas políticas… No me veo beneficiado con los nombramientos”, expresó el también exsenador poblano.

Al preguntarle si el morenovallismo ha entrado en un proceso de extinción en Puebla, Barbosa consideró que el grupo político del exgobernador –fallecido el pasado 24 de diciembre, junto con su esposa, Martha Erika Alonso– aún tiene mucho poder y va a competir “con mucha fuerza” en las elecciones extraordinarias.

“El factor político llamado morenovallismo detecta aún mucho poder, mucho poder económico y político. Quien piense que con el lamentable fallecimiento de él (Moreno Valle) y de la gobernadora termina ese grupo, se equivoca. Van a competir y con mucha fuerza en la elección…yo no veo al morenovallismo en proceso de descomposición”, soltó.

De igual manera, rechazó que la llegada de Pacheco Pulido represente el regreso del viejo PRI al poder en Puebla, pues el exalcalde, subrayó, tenía más de 15 años retirado de la política.

En el mismo sentido calificó la llegada de Fernando Manzanilla, considerado uno de sus principales operadores políticos, a la Secretaría General de Gobierno.

El excandidato aseguró que el nombramiento de Manzanilla se debe a su “vasta experiencia” en materia de gobernanza, así como al liderazgo y conocimiento que tiene de la entidad.

Tras participar en un foro organizado por la senadora Nancy de la Sierra, Barbosa Huerta manifestó que aún no tiene la certeza de volver a candidatearse para la gubernatura, aunque la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, lo dio por hecho.

De la Sierra, quien también se menciona como aspirante a la gubernatura, se pronunció porque el gobierno interino garantice que las elecciones extraordinarias se lleven con transparencia e imparcialidad, y no se repita lo ocurrido el pasado 1 de julio.

La senadora consideró la posibilidad de que se realice una encuesta para legitimar al candidato de Morena en los comicios extraordinarios, aunque dio por hecho que este procedimiento ratificaría la postulación de Barbosa.

Se mantendrá al margen, dice Pacheco

En entrevista con el portal e-Consulta, el recién nombrado gobernador interino, Guillermo Pacheco Pulido, aseguró que él y los funcionarios de su gabinete se mantendrán al margen de los comicios extraordinarios que se realizarán este año en Puebla.

Confirmó que no conoce al presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien acompañará este jueves en una gira por el municipio de Huauchinango, y afirmó que en su gabinete integrará perfiles de distintos partidos con base en su capacidad para el cargo.

Asimismo, manifestó que en los meses que estará en la gubernatura, su principal propósito será abonar a la unidad de Puebla, que se ha visto polarizada desde los comicios del año pasado y por la muerte de la gobernadora Martha Erika Alonso y el senador Rafael Moreno Valle.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Jueves 24 de enero de 2019.


El exalcalde de esta capital, Luis Banck Serrato, ubicado como uno de los principales prospectos del Partido Acción Nacional (PAN) para la candidatura a gobernador, anunció que no participará en los próximos comicios extraordinarios, lo que coloca al grupo morenovallista en vías de una posible extinción.

“Al tiempo de agradecer a todos quienes me han manifestado su apoyo en las últimas semanas, les comparto que no participaré en el próximo proceso electoral. Hago votos para que Puebla avance en paz y unidad”, escribió en su cuenta Twitter este miércoles.

El pasado domingo 20, el exalcalde renunció al cargo de jefe de la Oficina del Ejecutivo, que recibió de parte de Martha Erika Alonso Hidalgo al arranque de su gobierno.

Banck fue el único orador en el homenaje luctuoso que el pasado 25 de diciembre se rindió a Alonso Hidalgo y al senador Rafael Moreno Valle en la Plaza de la Victoria. Desde ese día fue considerado como uno de los actores políticos que podría reagrupar al morenovallismo, y la mejor carta para la gubernatura en las elecciones extraordinarias.

Su discurso de ese día causó polémica, pues al hacer un reclamo de “justicia” por la muerte los dos políticos poblanos –en un accidente aéreo ocurrido un día antes–, provocó que los panistas presentes abuchearan y gritaran “asesinos” directamente a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien acudió con la representación del gobierno federal.

En los últimos días, el grupo político que conformó el extinto exgobernador Rafael Moreno Valle, quien siempre tuvo en la mira la Presidencia de la República, ha sufrido bajas, como la del exdiputado federal y principal operador político Eukid Castañón, quien anunció su retiro de la política poblana.

Pero el principal golpe para lo que queda del morenovallismo se registró el lunes 21, cuando la gubernatura interina quedó en manos del priista Guillermo Pacheco Pulido.

El jueves de la semana pasada, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, reveló que él y otros dirigentes nacionales de los partidos que conformaron la coalición Por Puebla al Frente y que postuló a Alonso Hidalgo en los comicios del 1 de julio, participaban en una mesa de negociación con la secretaria de Gobernación.

En esa mesa, dijo, Sánchez Cordero había ofrecido a Acción Nacional que se respetaría “la tradición” de que el nombramiento del interino recayera en una propuesta presentada por el partido, supuestamente como una forma de respetar el triunfo que Alonso Hidalgo obtuvo en los tribunales.

El exgobernador Antonio Gali Fayad se reunió el domingo 20 con los integrantes de la bancada panista y con representantes de los partidos que formaron parte de la coalición para tratar de reagruparse e impulsar una misma propuesta para el interinato.

Hasta ese día se hizo oficial lo que ya se había manejado en versiones periodísticas: que el PAN pretendía que el interinato quedará en manos de Jesús Rodríguez Almeida, secretario general de Gobierno, quien a partir de la muerte de Alonso Hidalgo quedó a cargo del despacho de la gubernatura.

Ese mismo domingo, la Junta de Coordinación Política del Congreso local acordó proponer a la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales una terna que incluiría dos propuestas provenientes del morenovallismo, pues además de Rodríguez Almeida estaba el diputado local con licencia Gerardo Islas Maldonado. La propuesta de Morena y el PRI era Pacheco Pulido.

El siguiente día, al momento de la votación, los diputados de Morena y el PT sacaron de la terna a Rodríguez Almeida, luego de señalar que no contaba con la ciudadanía poblana ni con la residencia mínima de cinco años que exigía la Constitución local para ocupar la gubernatura.

Sin mayor discusión, los panistas cedieron ante esta revelación “de última hora”. Luego fue eliminado Islas Maldonado, porque tampoco cumplía con el requisito de haberse retirado del cargo de diputado 90 días antes del nombramiento.

Después de que las dos propuestas del morenovallismo quedaron como inelegibles, la votación en el pleno fue casi unánime para designar a Pacheco Pulido.

Desde el martes 22, el panismo poblano, formado por morenovallistas y yunquistas, se ha desgastado aún más en acusaciones mutuas.

La dirigente estatal del PAN, Genoveva Huerta, decidió la destitución de Marcelo García Almaguer como líder de la fracción albiazul en el Congreso local, mientras hacía reclamos a los legisladores por no haber defendido la propuesta de Rodríguez Almeida.

En la prensa trascendió que había una carta emitida por el ayuntamiento de Atlixco que avalaba seis años de residencia de Rodríguez Almeida en esa localidad, sin embargo, en la sesión del Congreso nunca se mencionó ese documento.

Al quejarse de su destitución, García Almaguer, considerado operador de Moreno Valle en las redes sociales y medios de comunicación, dijo que nunca tuvo acceso, ni conocía de la existencia de esa carta de residencia que hubiera validado la candidatura del ahora exsecretario.

El diputado acusó a la lideresa estatal panista de haberle comunicado su destitución vía telefónica, sin respetar su derecho de audiencia.

Gerardo Islas Maldonado, otro de los activos del morenovallismo, cercano tanto a Moreno Valle como a Alonso Hidalgo y al exgobernador Antonio Gali Fayad, emitió un mensaje en el que pidió votar por Pacheco Pulido.

Para rematar, este miércoles el dirigente estatal de Movimiento Ciudadano (MC), Fernando Morales Martínez, otro de los aliados del morenovallismo, dijo que su partido aún no ha decidido si volverá a participar en coalición con el PAN en las elecciones extraordinarias de este año.

Indicó que la coalición Por Puebla al Frente quedó desintegrada, luego de que el 8 de diciembre el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declaró el triunfo de Alonso Hidalgo, y con ello dio por concluido el proceso electoral de 2018.

Morales Martínez, hijo del exgobernador Melquiades Morales, uno de los padrinos políticos de Moreno Valle, dio su respaldo al interinato de Pacheco Pulido y dijo que ahora MC analizará si hace alianza con otro partido, si repite con el PAN o si contiende sólo por la gubernatura.

Aunque se mantiene la figura de Gali Fayad como interlocutor con todos los grupos y con el gobierno federal, y se maneja la posibilidad de que su hijo Antonio Gali López sea el candidato a la gubernatura, el grupo que conformó Moreno Valle ya está desarticulado y sin márgenes de maniobra para los comicios.

Cambios en el gobierno

Este día también se hicieron oficiales los nombramientos que hizo el gobernador interino y que incluyen a personajes allegados a Morena y a priistas provenientes del marinismo. Quedaron fuera los principales operadores del morenovallismo nombrados por Alonso Hidalgo, previo a su fallecimiento.

El diputado federal con licencia Fernando Manzanilla, del partido Encuentro Social (PES), fue designado secretario general de Gobierno. Al frente de la Secretaría de Finanzas estará el priista Jorge Estefan Chidiac, mientras que en la de Desarrollo Social fue nombrado el exfuncionario marinista Javier López Zavala.

En entrevista con el portal e-consulta, el mandatario interino dijo que analiza la posibilidad de ratificar sólo a tres funcionarios que fueron nombrados por Alonso Hidalgo: Francisco Rodríguez Álvarez, en la Secretaría de Desarrollo Rural; Alejandro Cañedo Priesca, en Turismo, y Miguel Robles Bárcena, en la Secretaría de Educación Pública.

Proceso
Gabriela Hernández
Ciudad de Puebla, Mx.
Jueves 24 de enero 2019.


El ex candidato a gobernador de la coalición Morena–PT–PES Luis Miguel Barbosa Huerta acusó que el PAN pretende colocar en la gubernatura interina a Jesús Rodríguez Almeida, disfrazándolo de un perfil “ciudadano” que podría terminar con el clima de polarización que se vive en la entidad, cuando son claras sus ligas con el morenovallismo.

Rodríguez Almeida es el actual encargado de despacho de la gubernatura y formó parte del gabinete estatal de los panistas Martha Érika Alonso Hidalgo y Rafael Moreno Valle Rosas, quienes fallecieron en un accidente aéreo el 24 de diciembre pasado.

Miguel Barbosa aseguró que Acción Nacional da por hecho el nombramiento del funcionario, debido a que cree que el Poder Ejecutivo local les pertenece.

“Pues díganles que no lo den por hecho y no voy a ser yo quien lo decida pero las condiciones políticas no están para que nos presenten a Rodríguez Almeida como un sin partido, como un ciudadano. ¡Por favor!, ¡es parte del morenovallismo!”, expresó el ex abanderado, quien es reconocido por liderazgos de Morena, el PT y el PES como líder moral del frente lopezobradorista en Puebla, tras encabezar lo que denominó una batalla contra “el fraude electoral” de 2018.

Asimismo, descartó que exista un pacto entre la Secretaría de Gobernación (Segob) federal y el PAN para que el partido de derecha conserve el poder en el estado, tras la muerte de la gobernadora Alonso.

“Ese pacto no existe, porque si existiera ya se hubiera definido en favor de alguien la gubernatura (interina)”, agregó Luis Miguel Barbosa, en referencia a la falta de acuerdos que persiste en el Congreso de Puebla desde el 24 de diciembre pasado para definir al ocupante de ese cargo.

Rodríguez Almeida es originario de la Ciudad de México, donde fungió como procurador General de Justicia en el gobierno de Marcelo Ebrard Casaubón y como secretario de Seguridad Pública en la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa.

En 2015 se incorporó al gabinete del entonces gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, como secretario de Seguridad Pública y en los primeros 10 días de gestión de Martha Érika Alonso actuó como secretario General de Gobierno, lo que lo llevó a convertirse en encargado de despacho de la gubernatura tras el fallecimiento de la panista.

La Jornada de Oriente
Mónica Camacho
Ciudad de Puebla, México
Lunes 14 de enero de 2019.

 

El mundo es comprendido por el paradigma, es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

Síguenos en Twitter